Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Síndrome de cushing en perros

¿Qué es el síndrome de cushing en perros?

El síndrome de cushing, llamado también hiperadrenocorticismo, se trata de una enfermedad endocrina (hormonal) que se da cuando el cuerpo produce altos niveles de la hormona cortisol de forma crónica. El cortisol se produce en las glándulas adrenales, situadas cerca de los riñones.

Un nivel adecuado de cortisol nos ayuda a que nuestro cuerpo responda de forma normal al estrés, permite equilibrar el peso corporal, tener una buena estructura de los tejidos y de la piel, etc. En cambio, cuando el cuerpo sufre un aumento de cortisol y hay una sobreproducción de esta hormona, se debilita el sistema inmunológico y el cuerpo pasa a estar expuesto a posibles infecciones y enfermedades, como por ejemplo una diabetes mellitus. Esta hormona en exceso también puede dañar mucho distintos órganos, reduciendo de forma importante la vitalidad y la calidad de vida del animal que padece este síndrome.

Además, los síntomas son fácilmente confundibles con los que provoca el envejecimiento normal. Por ello, muchos perros no son diagnosticados de síndrome de cushing puesto que los síntomas pasan desapercibidos para algunos propietarios de canes viejos. Es vital detectar cuanto antes el cuadro de síntomas, realizar todas las pruebas posibles hasta diagnosticar el origen del síndrome de cushing y tratarlo cuanto antes.

Causas del hiperadrenocorticismo en perros

Existe más de un origen o causa del síndrome de cushing en perros. Concretamente, hay tres posibles causas que pueden estar provocando la sobreproducción de cortisol:

  • Mal funcionamiento de la glándula hipófisis o pituitaria.
  • Mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales o adrenales.
  • Origen iatrogénico, que se da de forma secundaria a un tratamiento con glucocorticoides, corticoesteroides y medicamentos con progesterona y derivados para tratar ciertas enfermedades en los canes.

 

Es de vital importancia que se detecte la causa del síndrome de cushing lo más rápido posible. Evidentemente, debe hacerlo un veterinario experto realizando diversas pruebas y recetándonos el tratamiento más adecuado, el cual dependerá completamente de la causa u origen del síndrome.

 

Síntomas del síndrome de cushing en perros

 

Como ya hemos comentado antes, muchos de los síntomas fácilmente visibles pueden ser confundidos con los síntomas típicos de la vejez en un perro y, por esto mismo, muchas personas no se dan cuenta de que las señales y los síntomas que su fiel amigo presenta son debido a una anormalidad en la producción de cortisol. Como la enfermedad se suele desarrollar despacio, los síntomas del cushing en perros irán apareciendo poco a poco, pueden tardar meses, incluso años, en ir apareciendo todos. Hay que tener presente que no todos los perros responden igual ante un aumento de cortisol, por lo que es muy posible que no todos los perros presenten todos los síntomas.

Aunque existen más, los síntomas más frecuentes del síndrome de cushing son los siguientes:

  • Aumento de sed y de micción.
  • Aumento del apetito.
  • Problemas y enfermedades de la piel .
  • Alopecia.
  • Hiperpigmentación de la piel.
  • Mala calidad del pelo.
  • Jadeos frecuentes.
  • Debilidad y atrofia muscular.
  • Letargia.
  • Obesidad localizada en el abdomen (barriga hinchada).
  • Aumento del tamaño del hígado.
  • Infecciones de la piel recurrentes.
  • En un caso avanzado de origen en la hipófisis, se darán cambios neurológicos.
  • Alteraciones en el ciclo reproductivo de las hembras.
  • Atrofia testicular en los machos.

A veces, la forma más directa de darse cuenta de que se trata de síndrome de cushing no es mediante sus síntomas, sino cuando el veterinario detecta una enfermedad secundaria producida por este. Por ejemplo, la diabetes mellitus,hipotiroidismo secundario, alteraciones nerviosas y del comportamiento, entre otras posibilidades.

Fuente : editado Experto animal

 

Ante cualquier anomalía visita a tu veterinario.

Pide tu cita

Deja un comentario

*
*