Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

¿Tiene mi perro fiebre?

¿Crees que tu perro está con fiebre? Nosotros te contamos todo acerca de la fiebre en perros.La temperatura normal del perro está entre los 38 y los 39 ºC, así que se considera que el perro tiene fiebre cuando su temperatura corporal supera los 39 ºC. Eso sí, los cachorros, las hembras a punto de parir y los perros mayores pueden no tener la temperatura media habitual.

La fiebre puede ser un signo de que el perro está enfermo, así que es  importante  el perro  para poder actuar lo antes posible y poner solución al problema.

¿Qué produce la fiebre en el perro?

Las causas de la fiebre son muchas, pero nosotros te dejamos las causas más comunes.

Causas de fiebre más comunes:

  • Una infección (bacteriana o vírica).
  • Un golpe de calor.
  • Reacción a una vacuna.
  • Ingestión de algún producto tóxico, incluidas algunas plantas.

Síntomas de que el perro puede tener fiebre

A pesar de que la fiebre suele indicar que algo no va bien en el cuerpo, son muchos los perros que tienen fiebre y no muestran ningún síntoma. Otros, en cambio, pueden mostrar temblores intensos y vomitar.

Aún así, los síntomas de fiebre más comunes son:

  • Nariz seca y muy caliente.
  • Falta de apetito.
  • Actitud decaída, apática, con más sueño de lo habitual.

¿Qué hacer cuando un perro tiene fiebre?

Si has comprobado que tu perro tiene entre 39 y 41 grados de temperatura corporal, debes llevarlo al veterinario cuanto antes, pero si supera los 41 ºC estás ante una urgencia veterinaria.

El único cualificado para elegir el modo de bajar la fiebre del perro es el veterinario, entre otras cosas porque la fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma que requiere un análisis profundo para averiguar las causas que la producen.

No automediques   a tu  perro para bajarle la fiebre si no te lo recomienda un veterinario y jamás des paracetamol o ibuprofeno porque son tóxicos para él.

Clínica Veterinarium trabajamos  por  el bienestar de tu mascota .

 

Viajar con tu mascota

Viajar con tu mascota a tu destino de vacaciones es una buena idea pero antes de viajar infórmate y prepara todo con antelación.

Te damos unas cuantas pautas para que las tengas en cuenta:

  • Lleva en todo momento la cartilla sanitario de tu perro por si en cualquier momento tuvieses que acudir al veterinario o las autoridades competentes te las pidiesen. Si viajas al extranjero necesitarás el pasaporte.

Hay que tener presente la obligatoriedad de la vacuna antirrábica  del lugar al que viajes para que lleves todo al día. No obstante, para algunos destinos además será necesario tener un certificado de anticuerpos de rabia.

  • Lleva contigo todo lo que puedas necesitar (comida, comedero, bebedero, productos de higiene, su medicación habitual, juguetes, alguna manta que tenga su olor
  • Tienes que tener en cuenta la zona donde vas a viajar e informarte de a que parásitos va a estar expuesto tu animal . Nosotros podemos ayudarte en el protocolo a seguir.
  • Te recomendamos que antes del viaje no le des de comer por si se marea. En caso de que se mareé puedes informarte de los productos que hay en el mercado para estas situaciones.
  • Debemos informamos de los sistemas de retención y normas para viajar no será lo mismo ir en avión, que en coche…

Infórmate y prepara todo con antelación . ante cualquier duda o consulta ponte en contacto con nosotros.

 

Demencia senil en perros , ¿qué es?

¿Tu perro se ha empezado a comportar de forma extraña? ¿Le cuesta recordar sus rutinas? ¿Se muestra desorientado o confuso?

Puede que quizás tenga demencia canina. ¿Qué es la demencia senil en perros?

 

La demencia senil en perros, también conocida como el Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC), es un trastorno cognitivo en los perros asociado a unas consecuencias similares a las del Alzheimer en los humanos. Es una enfermedad relacionada con el envejecimiento del cerebro del perro, lo que conlleva cambios en su comportamiento y afecta principalmente a la memoria, el aprendizaje y la comprensión. La sintomatología de la demencia se da en el 50% de los perros de más de 11 años.

Se calcula que el 68 % de los perros padecerán demencia antes de los 15 años¹.

Existen muchos  síntomas de la demencia canina, que pueden variar de leves a más graves a medida que la enfermedad avanza. Los síntomas iniciales de la demencia senil en perros suelen ser leves, pero con el tiempo van empeorando. A continuación enumeramos algunos:

 

  • Desorientación y confusión: se pierde o se desorienta en lugares conocidos
  • Ansiedad
  • No recuerda rutinas, entrenamiento o reglas del hogar aprendidas anteriormente
  • Ya no responde a su nombre o a órdenes conocidas
  • Alta irritabilidad
  • Menos ganas de jugar
  • Deambula sin objetivo
  • Mirada perdida a la pared o ensimismamiento
  • Tarda más en aprender nuevas tareas
  • Falta de Limpieza
  • Pérdida del apetito
  • Cambios en el ciclo de sueño ( deambular por la casa de noche, etc )

 

Los signos tempranos de la demencia canina son difíciles de detectar. Suelen confundirse con un «solo se está haciendo viejo». Sin embargo, la detección temprana es muy importante y todos los dueños de perros tendrían que estar atentos a comportamientos similares a los síntomas mencionados anteriormente.

Ahora puedes beneficiarte  de nuestra campaña de .Prevención trastornos geriátricos

Consejos para cuidar a tu perro senior

Un perro entra al periodo de adulto desde el primer año de edad, y a partir de los 7 años en promedio, cambia de etapa de vida y se considera como un perro anciano o senior, etapa en la requerirá de mayores cuidados como los que te recomendamos a continuación.

 

Tal vez quieras seguir haciendo las mismas cosas y al mismo ritmo como jugar o salir a pasear, y aunque tú sientas las mismas ganas, él envejece más pronto. Se estima que por cada año de nosotros pasan siete en la vida de un perro. Así que eres tú quien debe adaptarse a su ciclo.

Ahora que sabes que todo cambia con tu compañero, infórmate sobre lo que ahora le hace un mayor bien a su salud. Consulta  a tu veterinario de confianza.

 

-Alimentación

Los alimentos especializados ayudan a que te perro senior continúe sus días con una gran calidad de vida. Existen alimentos destinados a los perros en este periodo de su vida.

 

-Lleva a tu perro a revisiones veterinarias.

Los perros adultos mayores tienden a ser más propensos de sufrir ciertas enfermedades como artritis o malestares del corazón y riñones, entre otros. Por tal motivo resulta fundamental acudir al menos dos veces al año con veterinario para realizarle chequeos médicos completos, considera realizar exámenes sanguíneos para detectar y prevenir enfermedades.

Además de las visitas al veterinario,  debes darle cuidados especiales para su salud. Cuando lo cepilles, revisa que no existan irregularidades en su pelo, piel, oídos, y asegúrate de que no tenga pulgas.

 

-Sácalo a pasear

Que su energía no sea la misma no significa que tu perro senior deba quedarse acostado todo el tiempo. Una rutina de ejercicio, a su ritmo, siempre ayudará a que sus músculos y huesos sigan siendo fuertes y sanos.

 

-Cuida sus dientes

Limpia sus dientes con cepillos especiales para ellos y si se te complica, también puedes optar por juguetes o premios que ayudan a limpiar sus dientes. Recuerda que su dentadura puede perder fuerza, por lo que es indispensable su higiene evitando que en un futuro no pueda morder o masticar adecuadamente sus alimentos.

 

-Necesita un buen descanso

Para los perros senior el descanso es muy importante, y también más frecuente. Permite que sus siestas sean relajantes y piensa en espacios tranquilos y silenciosos para colocar una cama o cojín especial para su reposo.

 

-El juego es importante

Aun cuando se lleguen a una edad para considerarse como perros maduros, su espíritu curioso y ganas de jugar siempre se pueden despertar. Foméntalo en tu mascota para mantenerlo alegre y que sepa que tienes interés en él. Existen ciertos juguetes especiales para los perros adultos mayores, generalmente son más suaves.

A un perro siempre le van a gustar los cariños y las atenciones hacia a él, pero cuando sea un perro senior darle aún más amor puede ayudar a prevenir enfermedades o depresión, además de que a ti, también te hará mucho más feliz verlo bien.

Pide tu cita

¿Cada cuánto tiempo desparasitar a mi perro?

¿Sabes cada cuánto tiempo hay que desparasitar a los perros?

La desparasitación es una medida de prevención muy importante. Con ella evitaremos las infestaciones por pulgas y garrapatas  así como por parásitos internos. Cualquier tipo de infestación por parásitos supone un problema de salud, además, algunos de los parásitos de los perros son zoonóticos, lo que significa que pueden transmitirse a los humanos.

.¿Cada cuánto tiempo hay que desparasitar a los perros adultos?

Se recomienda la desparasitación interna de los perros al menos cada 3 meses, una por cada estación del año.

En el caso de la desparasitación externa de los perros, dependerá de la duración del producto y la marca que elijas. Puede ser cada mes o cada cuatro meses, ¡incluso cada ocho!

También dependerá  del entorno en el  que vivan. Un perro que vive en casa y sale poco a la calle, no necesita la misma protección que un perro que vive en exterior o va al campo a diario. Consulta siempre con tu veterinario la mejor opción para tu mascota.

¿Cómo desparasitar a un perro adulto?

Existen dos formas a la hora de desparasitar a un perro:

– Desparasitación interna: los más comunes son los gusanos intestinales, también pueden ser pulmonares o del corazón. El contagio más común es por el contacto con las heces de perros ya infestados. Hay varias opciones como jarabes, pastillas o comprimidos palatables, cuya duración es diferente según la marca. Por lo general, hay que desparasitar perros internamente cada 3 meses.

 -Desparasitación externa de tu mascota: ofrece una protección eficaz frente a pulgas y garrapatas. Algunos productos más avanzados también están preparados para el mosquito de la leishmaniosis.

Existen diferentes métodos para desparasitar perros para que elijas el más cómodo para ti o el que mejor se adapte a las necesidades de tu peludo: collares, pipetas, pastillas,etc.

¡Consúltanos! , nosotros  podemos ayudarte en el protocolo y productos adecuados para realizar una desparasitación correcta a tu mascota .

 

Lo perros y el sol

El sol no sólo es bueno para las personas, sino también lo son para los perros.

¿Tu perro se pasa el día tumbado al sol? Los perros saben instintivamente que los rayos del sol son buenos para ellos, y la serotonina, la llamada “hormona de la felicidad” es la responsable.

Esta hormona reduce la depresión y los sentimientos de soledad. Además, los rayos solares fortalecen el sistema inmunológico de tu perro. Si tu mascota prefiere acostarse perezosamente al sol, es por la melatonina, ya que la luz del sol también aumenta la liberación de esta hormona del sueño. No obstante, asegúrate de que tu mascota no se exceda, ya que el exceso de sol puede no ser tan beneficioso para él.

 

El sol y la vitamina D

La vitamina D es clave para nuestra salud. Los humanos cubren la mayoría (alrededor del 90%) de su demanda de vitamina D a través de la luz solar. El elemento UVB de la luz solar es responsable de producir vitamina D3. Aunque no hay pruebas, se cree que los perros, como muchos otros vertebrados, obtienen vitamina D a través de los rayos solares en su piel.

¿Por qué la vitamina D es tan importante para tu mascota? La vitamina D ayuda a absorber el calcio y el fósforo en el intestino. Esto significa que tomar el sol, de manera responsable, también ayuda a combatir la pérdida ósea en tu perro.

Por otro lado, se ha encontrado una conexión entre la falta de vitamina D y la obesidad, la inflamación crónica, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, autoinmunes y neurológicas (depresión y demencia) en humanos. Se desconoce si estos hallazgos se pueden aplicar o no a los perros. Sin embargo, una cosa es segura: la vitamina D es fantástica para la salud. Mientras que tu compañero peludo disfruta de una siesta moderada o camina al sol, seguramente estará contribuyendo a su salud general.

Es importante tener saber que algunas razas de perros como, por ejemplo,  las que no poseen pelo necesitan protección solar para tomar el sol. Consulta con tu veterinario la indicada para tu mejor amigo.

 

El color de las encías de tu perro nos habla de su estado de salud

 

El color de las encías ( mucosas ) en perros nos indican cual es la salud de nuestro amigo. Hay que estar atentos a cualquier cambio en ellas y sobre todo si representan algún síntomas más.

Las encías de un perro que no tiene ningún problema de salud suelen ser de color rosado. Sólo algunas razas de perros, como los Chow Chow, los Akita Inu o los Shar Pei presentan unas encías, lengua y labios más bien azulado-negruzcos de forma natural, aunque no sufran ninguna patología.

  • Si tu perro tiene un color blanquecino o pálido en las encías es posible que padezca varios problemas de salud:
  • Anemia: en esta enfermedad hay una disminución en el número de glóbulos rojos (hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales. En consecuencia, las encías no reciben una buena perfusión sanguínea (es decir, hay una mala circulación), provocando este color blanquecino o pálido. En ocasiones, la pérdida de sangre puede ser interna y, por ende, difícil de detectar por el propietario.
  • Estado de shock: un estado de shock también provocará las encías pálidas en perros debido a una mala perfusión sanguínea. El estado de shock puede estar ocasionado por varias causas: deshidratación (no solo por el calor, sino también por una gastroenteritis secundaria a una intoxicación), un fuerte trauma u otros factores que hayan provocado un cambio brusco en la presión o perfusión sanguínea.

En ambos casos, es importante acudir al veterinario cuanto antes para examinar y determinar la causa de las encías blancas o pálidas del perro.

  • Las encías amarillas en los perros suelen indicar que el can quizás sufre dos afecciones:
  • Ictericia: anomalía en el color de la piel y las mucosas debida a un aumento de la bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillo producido por el cuerpo que cuando alcanza niveles muy altos se vierte en el flujo sanguíneo y provoca este color amarillento de la piel. Suele estar causado por trastornos hepáticos, renales, infecciones o enfermedades graves.
  • Anemia hemolítica: trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen antes de lo normal.

En ambos casos hay que ir cuanto antes al veterinario para que examine al perro.

  • Las encías rojas, puede indicar que sufre varias afecciones, como:
  • Deshidratación por un golpe de calor: las altas temperaturas pueden provocar que tu perro esté sufriendo un golpe de calor. De ser así, sus encías estarán pálidas/blancas, como hemos comentado anteriormente, o bien de un color rojo intenso.
  • Sepsis: pueden presentarse encías rojas en perros a causa de una infección sanguínea.
  • Gingivitis: si las encías, además de enrojecidas, están inflamadas es muy probable que tu can sufra gingivitis o inflamación de las encías. Esta afección, a diferencia de las encías rojas provocadas por un golpe de calor, se produce a lo largo del tiempo y no de forma repentina, y es consecuencia de una mala higiene bucodental, una alimentación incorrecta y/o problemas genéticos. Suele ir acompañada de acumulación de placa bacteriana en los dientes.

Si tu can tiene las encías rojas por un golpe de calor o sepsis debes acudir inmediatamente al veterinario para que reciba atención médica ya que su vida puede correr peligro.

  • Las encías azules o violáceas, también denominadas cianóticas en la terminología médica, son muy peligrosas, ya que indican que falta oxígeno en la sangre, causando problemas respiratorios y otros asociados a estos, como el edema de pulmón, la insuficiencia cardíaca, etc.

En este caso debes acudir urgentemente al centro veterinario para que examinen y traten a tu perro cuanto antes ya que su vida puede estar en peligro.

  • Las encías negras en perros indican claramente que el can está enfermo. Como hemos dicho al principio del artículo, es importante no confundir las manchas negras que pueda presentar tu perro en la boca debido a su raza (característica permanente) con encías oscurecidas consecuencia de una patología (característica temporal). Las encías grises o negras pueden estar causadas por varios motivos:
  • Enfermedad periodontal: afección bucal que daña el conjunto de tejidos que envuelven y refuerzan los dientes, especialmente las encías y huesos de las mandíbulas. Las encías no reciben una correcta irrigación sanguínea y se oscurecen. Además de dichos síntomas, esta enfermedad también suele ir acompañada de halitosis (mal aliento), inflamación de las encías, hipersalivación, presencia de pus, encías que sangran al tacto, dolor o dificultad para comer con normalidad, piezas dentales flojas, fístulas oronasales y abscesos.
  • Tumores periodontales: los tumores localizados en el periodonto, que es la zona que envuelve el diente compuesta por varios tejidos, pueden provocar mala irrigación sanguínea en las encías y ennegrecerlas.

Las encías ennegrecidas u oscuras son un claro síntoma de alarma e indican que el perro necesita acudir a urgencias veterinarias en seguida.

 

Ante cualquier síntoma o cambio de color en las encías de su compañero acuda a su veterinario.

 

Fuente : purina (editado)

Enfermedades transmitidas por garrapatas

La desparasitación  externa de nuestras mascotas  es importante; además de por motivos higiénicos por razones de salud. Y es que los parásitos, como por ejemplo las garrapatas, son transmisores de enfermedades.

 

En este post nos vamos a centrar en las enfermedades que transmiten las garrapatas.

Las garrapatas son parásitos que se alimentan de la sangre de nuestros animales ; son vectores de enfermedades infecciosas, transmisoras de tifus o enfermedad de Lyme. Tienen ocho patas que usan para fijarse a la piel del animal al que parasitan, perforan la primera capa de piel y succionan la sangre. Durante el tiempo en que la garrapata permanece fijada a la piel del animal alimentándose de este es cuando se produce la transmisión de la enfermedad.

 

¿Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas a los perros?

 

Estas son algunas de las enfermedades que estos parásitos pueden transmitir a nuestros perros y gatos:

  • Anaplasmosis. Es una enfermedad asintomática, es decir, los animales que la sufren no manifiestan signos clínicos. En caso que estos existan, los más habituales son fiebre, letargo, falta de apetito, diarrea…
  • Babesiosis. Similar a la malaria. En caso de presentarse síntomas, los que existirán con más frecuencia son anemia hemolítica, hematuria, depresión, mucosas pálidas, anorexia, vómitos, debilidad, ictericia, linfadenopatía y edema perioorbital.

En casos parasitación grave en animales muy jóvenes, en función de la gravedad del caso clínico, la Babesia puede llegar a originar la muerte del animal.

  • Erliquiosis o ehrlichiosis. Afecta al sistema inmunitario de los perros, produce cuadros de anemia (más o menos leve, en función del grado) y afecta a la médula ósea.

Estos son algunos de los signos que pueden manifestar los pacientes que sufren Erliquiosis:

      • Cambios en el estado de ánimo, pérdida de apetito.
      • Letargo y descoordinación.
      • Hemorragias y convulsiones espontáneas.
      • Inflamación de los ganglios.
      • Problemas respiratorios.
      • Fiebre, sangrado nasal (Epistaxis), Uveítis.

La Erliquia se diagnostica a través de una analítica de sangre

  • Enfermedad de Lyme. denominada Borreliosis Canina.La causa la espiroqueta Borrelia burdogferi y es transmitida por garrapatas del género Ixodes. Es una enfermedad relativamente poco conocida (fue detectada y descrita en perros por primera vez apenas hace una década) y puede afectar el sistema nervioso central del paciente infectado. En casos graves y crónicos, el pronóstico será reservado.Los síntomas son depresión, fiebre, anorexia, dolor articular, además de dolor generalizado y cojera intermitente, También puede existir (aunque menos frecuentemente) efusión abdominal (es decir, presencia de líquido libre en abdomen) y linfadenopatía.

 

  • Entre otras enfermedades

 

¿Es peligroso el contagio a través de la picadura de garrapata?

 

Algunas de las enfermedades que se producen por el contagio mediante picadura de garrapatas son graves, incluso mortales; además existe el peligro de su trasmisión a humanos. El control de las garrapatas y otros parásitos externos (pulgas, mosquitos, piojos…) e internos se realiza a través de la desparasitación, o sea, la administración de productos y fármacos que los eliminan.

En caso de cualquier duda o de necesitar un asesoramiento en cuanto a desparasitación externa pídanos cita .

Cómo viajar con tu perro en el coche

No existe una normativa que especifique de forma concreta cómo se deben transportar los perros dentro del coche, pero los agentes de seguridad podrían multarnos por llevarlos sueltos.

Los perros son un miembro más de la familia y, como tal, queremos que nos acompañen en muchos de nuestros viajes. Pero no siempre es por ocio, en otras ocasiones es necesario llevarlos al veterinario o a cualquier otra gestión para la que tenemos que usar el vehículo.

En todas estas situaciones es importante saber cómo viajar con un perro en el coche para que tanto él como el resto de ocupantes circulen con la máxima seguridad. ¿Qué dice la normativa al respecto? ¿Qué es lo mejor para nuestra mascota? Respondemos todas tus dudas.

¿Cómo hay que llevar a los perros en el coche según la normativa?

La Ley de Tráfico , no establece de forma concreta cómo deben viajar las mascotas dentro del vehículo. Lo que sí indica es la obligatoriedad del conductor de mantener su propia libertad de movimiento y el campo de visión suficiente para estar atento a la vía. Y añade que, para ello, tanto él como el resto de pasajeros, animales y objetos deben mantener la posición adecuada para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

Por tanto, lo que debemos procurar en todo momento es que el perro no interfiera con el conductor y con su campo de visión. Pero ¿cómo conseguirlo?

Recomendaciones sobre cómo viajar con un perro en el coche

 

Aunque la Ley de Tráfico no especifica de forma concreta cómo debe viajar un perro en el coche, la Dirección General de Tráfico ha ido lanzando a lo largo del tiempo algunas recomendaciones.

La primera norma es no llevarlo suelto, ya que en caso de colisión puede salir despedido como un proyectil contra los asientos delanteros. Si, por ejemplo, circulas a 50 km/h con un perro cuyo peso es de 30 kg, con la fuerza de la inercia multiplicaría su peso por 35. Estaríamos hablando por tanto de 1.050 kg.

Para evitar esto, se puede recurrir a un arnés de doble enganche (que se fija al cinturón). Aunque las siguientes opciones son más seguras:

  • Si el perro es pequeño o mediano, usa un transportín colocado en el suelo (si se agarra con el cinturón el resultado ante un golpe sería muy parecido a lo que comentábamos antes). Lo ideal es que el transportín quede encajado entre la banqueta trasera y el respaldo delantero.
  • Si el perro es grande, lo más seguro es meter el transportín en el maletero en sentido trasversal a la marcha y procurar que quede fijo.

Además del transportín recomendado por la DGT, existen otros accesorios útiles para transportar perros. También debes tener en cuenta otros aspectos no menos importantes:

  • Evita darle de comer justo antes de salir de viaje para que no se maree y termine vomitando.
  • Durante el trayecto, para con cierta frecuencia para que tu mascota pueda beber agua, hacer sus necesidades y estirar un poco las patas.
  • Cuando pares, antes de abrir la puerta, ata a tu perro para que no salga de golpe poniéndose en peligro.
  • Mantén una temperatura adecuada en el interior del vehículo durante el trayecto.
  • No dejes que tu perro se quede solo en el coche, aunque sea por unos minutos.

  ¿Pueden multarme por no llevar correctamente a mi perro?

Si tu mascota viaja suelta o sin ningún tipo de protección pueden sancionarte con una multa de 100 euros. No obstante, lo peor es que puede entorpecer tu campo de visión, tu libertad de movimiento, o distraerte, con el riesgo de que se produzca un accidente.

 

Fuente motor.mapfre.es

 

Cómo afrontar la eutanasia de tu mascota

Un perro, dependiendo de la raza, el tamaño, vive como promedio unos  10 años , tiempo más que suficiente para que se creen lazos afectivos muy grandes y sean considerados parte de nuestra familia .

El veterinario plantea la eutanasia como última opción, cuando es consciente de que prolongar la vida al perro le va a acarrear un sufrimiento innecesario. Es decir, el desenlace será, de igual manera, el fallecimiento del animal.

La decisión de practicar la eutanasia al perro es la más complicada y traumática para los dueños de un perro, pero siempre hay que pensar que se actúa por el bien del perro. De esta manera, también sus dueños pueden conservar un recuerdo menos doloroso sobre la muerte del animal, que si le ven sufrir y desmejorar día a día.

La eutanasia  no implica sufrimiento para el perro, porque queda dormido en cuestión de segundos y no sufre. De hecho, cuando se sacrifica a un animal, para evitarle un gran sufrimiento, se denomina: eutanasia humanitaria.

Los perros no pueden tomar decisiones en estas circunstancias, así que son los dueños quienes deben de hacerlo por ellos, pero nuestros sentimientos nos pueden jugar malas pasadas y hacernos ver las cosas de manera subjetiva, sin tener en cuenta el bienestar del animal. Por ello, puede ayudar el hecho de tomar la decisión de practicar la eutanasia al animal de una manera compartida con personas de confianza como familiares o amigos.

Las fuerzas pueden fallar a la hora de llevar a nuestro fiel amigo a la clínica para practicarle la eutanasia. Una solución, puede ser: delegar en una persona de confianza para que lo haga y despedirse del animal en casa. Sin embargo, si puede ser, lo recomendable es que el dueño haga el último viaje con su perro. De esta manera, el animal se sentirá más reconfortado y tranquilo.

El momento del último adiós es el más complicado. Es recomendable que se produzca en un ambiente tranquilo, agradable y discreto. El perro se mostrará más relajado y confiado si su dueño le habla, acaricia y muestra su apoyo. De esta forma, no quedará el sentimiento de no haber acompañado a nuestro fiel amigo hasta el final, y el duelo por su muerte será más llevadero.

Consejos:

  • En caso de enfermedad y, por prescripción veterinaria, buscar el bienestar del animal, que en ocasiones, pasa por la eutanasia.
  • Despedirse del animal y acompañar al perro en sus últimos instantes.
  • Procurar no culpabilizarse por el hecho de haber decidido practicar la eutanasia. Hay que pensar que se hizo por el bien del perro y para procurarle una muerte digna.

Ante cualquier duda o información póngase en contacto con nosotros.