Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Castración en gatos

¿Estás dudando si castrar o no a tu gato o gata? A continuación, te dejamos una información que puede servirte de ayuda

¿Qué significa castrar a un gato?

La castración  en el gato macho consiste en eliminar los testículos. A esto se le denomina orquidectomía en medicina veterinaria. Por su parte, la castración en la gata hembra supone la extirpación de los ovarios (ovariectomía) o bien de los ovarios y el útero. En este último caso se habla de ovariohisterectomía. La castración influye directamente sobre las denominadas hormonas esteroides gonadales y elimina la principal fuente de testosterona en los gatos machos, y de estrógenos y progesterona en las gatas hembras. De esta manera, el felino pasa a ser incapaz de reproducirse. En este sentido, esterilizar a un gato es el método más eficaz para controlar que no tenga gatitos indeseados. Por tanto, castrar a un gato evita embarazos no deseados, pero también tiene consecuencias sobre el comportamiento del felino porque impide la aparición de conductas desagradables asociadas a la actividad sexual. Además, la castración minimiza el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Es una intervención rutinaria, pero necesita anestesia general. El gato que va a ser castrado tiene que mantenerse en ayunas desde la noche anterior a la operación para minimizar el riesgo de complicaciones durante la intervención. Habitualmente, tras castrarlo vuelve a casa el mismo día .

En gatas hembras los puntos se retirarán en un plazo de 8 o 10 días, si necesitan ser retirados. Si la sutura es intradérmica (por debajo de la piel), no requerirán ser quitados sino que resultarán absorbidos por el propio organismo del gato. En gatos machos no se necesita puntos.

Esterilizar a un gato repercute sobre aquellos comportamientos relacionados con el patrón.

Castrar a un gato puede servir para:

  • Controlar el instinto del gato de escapar de casa y vagabundear en busca de alguna hembra en celo.
  • Reducir la agresividad hacia otros gatos machos y evitar peleas.
  • Reducir el marcaje con orina que el gato hace de su territorio: el gato puede dejar de orinar dentro de casa.

En cuanto a los efectos de la castración sobre la salud del gato, es cierto que la esterilización puede favorecer que el gato engorde, sin embargo este problema es muy fácil de controlar si se le proporciona al gato el juego y ejercicio necesario y se lo alimenta con un pienso especial para gatos esterilizados.

¿Cuál es la mejor edad para castrar a un gato?

Un gato o gata pueden esterilizarse a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se haga apartir  los 6 meses de edad, cuando el gato entra en la adolescencia.

Infórmate sobre nuestra campaña de castración ( 25% de descuento) 

Pros y contras de la castración en perros

¿Debo castrar a mi perro/a?

La castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro?

Pros y contras de castrar a un perro/a:

✅  A favor

  • Es una prevención del embarazo segura y permanente. La desaparición de los síntomas del celo, como el sangrado o los embarazos psicológicos (en las hembras)
  • La protección de enfermedades específicas como cáncer de mama, cáncer de testículos y problemas de próstata.
  • La reducción de los comportamientos agresivos relacionados con el deseo sexual, como agresiones a otros machos o a hembras en celo.

⛔ En contra

  • La tendencia al  sobrepeso y a la obesidad (frecuente en las razas de perro retriever, cocker y beagle)
  • La propia que conlleva una cirugía.

 

¿Cómo transcurre la operación de castrar a un perro?

Para los veterinarios, la castración es un procedimiento rutinario, pero ¿sabes cuáles son los pasos de esta operación?

  • Una vez completados todos los exámenes preliminares, el veterinario concertará una fecha para la operación.
  • Al igual que las personas, los perros han de estar en ayunas para la anestesia general.
  • Lo primero que se hace es comprobar que el perro está en buen estado para ser anestesiado.

Cambios después de castrar a un perro.

  • El celo, el flujo de sangre y los embarazos psicológicos en las hembras,dejan de ser un problema.
  • El aumento del apetito y la reducción del ejercicio en muchos perros castrados hacen que lleguen al sobrepeso para ello habrá que hacer un cambio adecuado a la nueva situación.

Meses de noviembre y diciembre contamos con la CAMPAÑA DE CASTRACIÓN EN PERROS  ( 25% descuento)

https://clinicaveterinarium.es/castracion-y-esterilizacion-de-perros/