Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Consejos para ayudar a tu gato senior

A partir de los 10 años en tu gato , se producen una serie de cambios físicos y de comportamiento, por lo tanto, es posible que tengas que modificar su entorno, rutina de ejercicio y alimentación para ayudarlo en esta etapa de su vida.

Los gatos tienden a vivir un promedio de 15 años, pero no es raro que vivan 20. Por lo general, a partir de los 11 años, empezarás a apreciar signos externos de envejecimiento, y sus necesidades nutricionales también cambian.

El entorno de tu gato de edad avanzada

A medida que tu gato envejece, sus articulaciones también lo hacen y pueden empezar a padecer problemas de osteoartrosis. Así el gato puede volverse más torpe, perder estabilidad o tener dificultades para subir y bajar de sus lugares favoritos.

Una forma de cuidar a tu gato de edad avanzada es colocar rampas o escalones para que pueda llegar a los lugares altos y acondicionarle una cama cómoda para que descanse bien. También puede ser útil proporcionarle una bandeja de menor profundidad, para que no tenga que hacer tanto esfuerzo al entrar y salir.

Facilitar el acceso a la comida, a su bandeja y el agua también puede disminuir el esfuerzo que tenga que realizar (por ejemplo, garantizando que estos elementos se encuentren en todas las plantas de la casa). Además, debes evitar modificar cualquier aspecto de su rutina, ya que esto puede agravar las dificultades cognitivas que ya pueda padecer.

Ejercicio y aseo en gatos de edad avanzada

El dolor o la sensibilidad en las articulaciones pueden hacer que tu gato se mueva menos y que esté menos dispuesto a acudir a tu llamada. Si siente dolortambién puede reaccionar mal si se lo levanta, y los gatos de edad avanzada a menudo sufren trastornos cognitivos que pueden hacer que se comporten de manera antisocial.

Sin embargo, es importante que tu gato de edad avanzada haga ejercicio para mantener un peso saludable. Animarlo a jugar con cuidado durante el día con su juguete favorito puede ser una forma fácil de ejercitarlo y además ayudará a establecer un mejor ciclo de sueño.

La disminución de la flexibilidad puede hacer que a los gatos de edad avanzada les cueste más asearse correctamente, por lo que es importante que lo cepilles con regularidad para eliminar el pelo muerto y mantener su piel saludable.

Los gatos de edad avanzada y su alimentación

Los sentidos del gusto y del olfato de los gatos disminuyen con la edad, lo cual puede resultar en una disminución del apetito. Problemas dentales que les provoquen molestia al comer pueden conducir en una pérdida de peso. Para prevenir esto, los alimentos muy palatables y de textura blanda son una buena opción para los gatos de edad avanzada.

La alimentación de los gatos de edad avanzada debe aportar determinados nutrientes para mitigar los signos del envejecimiento y prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad:

  • Glucosamina, sulfato de condroitina, EPA/DHA y extracto de mejillón verde, ayudan a mejorar la movilidad de los gatos de edad avanzaday favorecen una función articular saludable.
  • Antioxidantes, que neutralizan el efecto de los radicales libresretrasando el envejecimiento celular.
  • Fósforo en niveles reducidos, para favorecer la salud renal.
  • Proteína de alta digestibilidad, que facilita el proceso digestivo en los gatos de edad avanzada. Pulpa de remolacha por su efecto prebiótico y EPA/DHA que refuerzan la salud digestiva.

Visita al veterinario con tu gato de edad avanzada

Cuando un gato ha cumplido los 10 años de edad, es recomendable llevarlo al veterinario cada seis meses a modo preventivo o para el diagnóstico precoz de patologías que pueda desarrollar. Si detectas que tu gato bebe u orina más, presenta problemas relacionados con la digestión, problemas de movilidad importantes ó cambios de comportamiento, llévalo al veterinario de inmediato, ya que pueden ser indicadores de enfermedades subyacentes.

Si sigues estos sencillos consejos, estarás proporcionando a tu gato los cuidados necesarios a medida avanza en edad. Si tienes alguna duda, consulta con tu veterinario.

Béneficiate de nuestra campaña de prevención de trastornos geriátricos

 

Fuente : Royal canin

 

Causas más relevantes de intoxicaciones en perros y gatos

Las consultas de urgencias  más habituales en clínica  son las intoxicaciones de perros y gatos .

La mayor parte de las veces estas intoxicaciones suelen ser accidentales, por ingestión del tóxico o por contacto, otras veces son debidas a que los propietarios automedican utilizando medicamentos de manera inapropiada.

No obstante, en la mayoría de los casos, las intoxicaciones de perros y gatos se producen por el desconocimiento sobre aquello que es perjudicial para la salud de su animal.

Reacciones alérgicas agudas:

La alergia es la reacción inmunológica exagerada del organismo ante un estímulo externo, normalmente llamado alérgeno. Puede ocasionar desde problemas leves como picores, enrojecimiento de la piel, habones, etc… hasta problemas más graves como hinchazón de la cabeza (alrededor de los ojos, boca y orejas), diarreas, vómitos. En casos más extremos, se pueden producir graves problemas renales o hepáticos, pudiendo desencadenar una reacción generalizada e incluso provocar la muerte del perro o el gato.

Este tipo de reacciones alérgicas pueden ser debidas a picaduras de insectos (abejas, avispas y hormigas), a vacunas, a ingestión de medicamentos y/o alimentos y al contacto directo con el alérgeno.

Intoxicación por alimentos:

La ingesta de algunos alimentos muy comunes para las personas como son el chocolate (teobromina) y la cafeína son tóxicos para los perros y gatos, causando vómitos, diarrea, hiperactividad, taquicardia e incluso convulsiones. Hay muchos más alimentos que pueden provocar una intoxicación en animales como la cebolla, las uvas, ect.

-Intoxicación por analgésicos:

La ingestión de paracetamol, ibuprofeno o aspirina (ácido acetil salicílico), tiene como resultado afecciones graves como sangrado gastrointestinal y anemia por daño renal y hepático, y en gatos puede provocar convulsiones.

.-Intoxicación por alimentos en mal estado:

Al igual que las personas, nuestros perros y gatos también pueden intoxicarse con bacterias y mohos que pueden encontrarse en los alimentos en mal estado.

Los síntomas que se suelen dar en este tipo de intoxicaciones suelen ser dolor abdominal, vómitos, diarreas, deshidratación y en algunos casos graves hasta el shock de la mascota.

-Intoxicación por productos químicos (herbicidas, pesticidas, insecticidas y raticidas):

La mayoría de estos productos se consideran relativamente seguros cuando se usan apropiadamente. Sin embargo, es conveniente mantener a nuestros perros y gatos fuera de su alcance con el fin de evitar problemas tales como irritación leve de piel o problemas más graves si el animal los ingiere.

Los herbicidas se usan para controlar las malas hierbas de campos, parques, jardines… La ingesta o contacto de hierba que contenga este tipo de compuestos puede provocar problemas en nuestras mascotas, desde una irritación leve de piel a una gastroenteritis de diversa gravedad.

Los insecticidas se usan para eliminar insectos y también parásitos externos de nuestras mascotas.

Es importante consultar al veterinario antes de administrar algún tratamiento antiparasitario a nuestra mascota y seguir siempre las instrucciones del prospecto adjunto con el producto (puesto que existen especies de animales particularmente sensibles).

Los tratamientos contra parásitos externos como pulgas y garrapatas, tienen un efecto sobre el sistema nervioso central y el sistema digestivo, provocando aumento de la salivación, desorientación, temblores musculares, dificultad respiratoria, vómitos, diarrea, insuficiencia cardiaca y en casos extremos, la muerte.

Los raticidas se utilizan para controlar plagas de roedores. La intoxicación suele producirse por la ingesta accidental y tiene efectos sobre la coagulación de la sangre provocando hemorragias, convulsiones, daños neurológicos y en casos extremos, la muerte.

-Intoxicación por ingestión de plantas:

Existen muchas plantas que son irritantes o tóxicas, y el simple contacto con ellas puede ocasionar reacciones cutáneas.

Otras, al ser ingeridas pueden ocasionar problemas gastrointestinales acompañados de vómitos y diarreas y, en casos extremos, pueden ser causa de muerte.

Por ejemplo los gatos,  se pueden intoxicar con plantas lechosas (de savia blanca y apariencia láctea), puesto que el tallo contiene saponina, una sustancia muy irritante que puede provocar serios trastornos al ser ingerida.

Otras plantas que pueden perjudicar a nuestras mascotas pueden ser: acebo, adelfa, hiedra, hortensia, jacinto, lirios (en los gatos), azaleas, jazmín amarillo, ruibarbo, rododendros, ligustro…

Además, conviene disuadir a nuestras mascotas de ingerir cualquier tipo de planta puesto que, aunque no sea tóxica puede producirle una gastroenteritis leve.

-Intoxicaciones por productos químicos del hogar:

Productos como los detergentes desinfectantes que utilizamos para limpiar la casa pueden provocar quemaduras orales y erosiones en el tracto gastrointestinal si las ingiere nuestra mascota, o irritación de las vías respiratorias si el producto es inhalado.

Los productos químicos y de limpieza deben ser guardados en un lugar seguro y fuera del alcance de las mascotas. Y, en caso de exposición, se deben seguir las indicaciones del producto.

 

La prevención es la manera más fácil de evitar cualquier intoxicación. Como propietarios somos responsables. Ante cualquier duda consultar siempre con el veterinario.

 

Desparasitación interna en perros

Existen un buen número de parásitos internos que afectan al perro. La mayoría influyen sobre el aparato digestivo en alguna de sus partes, pero también los hay que afectan al corazón, a las células sanguíneas o al sistema inmunitario.Estos endoparásitos caninos pueden ser de diverso tamaño y algunos también pueden transmitirse a las personas, a quienes pueden causar enfermedades graves.

Existen muchas especies de parásitos internos y muchas de ellas llegan al perro por la picadura de anfitriones intermediarios, como las pulgas, las garrapatas o los mosquitos. Los grupos más importantes son los vermes redondos o nematodos y vermes planos o cestodos, que afectan al aparato digestivo, pero también están los protozoos que producen leishmaiosis o los gusanos que producen la dirofilariosis, o gusano del corazón.

Los parásitos que afectan al aparato digestivo se suelen localizar en el intestino, donde se alimentan succionando sangre y nutrientes. Ahí provocan lesiones en los tejidos, pero pueden llegar a producir anemia, una obstrucción intestinal y, en el peor de los casos, la muerte.La mejor forma de luchar contra estos parásitos es prevenir que lleguen al perro, lo que debe recomendar el veterinario. Para ello, no debemos olvidar desparasitar a nuestro perro según los plazos que nuestro veterinario nos indique y con el producto que él nos recomiende, ya que es él quien mejor conoce las especies que pueden afectar al perro según el lugar donde vivimos.

En clínica Veterinarium recomendamos seguir un protocolo de desparasitación adecuado para prevenir este tipo de parásitos. Habitualmente aconsejamos que cada 3 meses se realice una desparasitación interna preventiva . En nuestros centros nuestros profesionales pueden asesorarte acerca de los productos y las pautas a seguir :

Vía oral: existen diferentes opciones de antiparasitarios en forma de pasta, pastillas o jarabes. Puedes elegir la que más le guste a tu perro.
• Pipeta: también hay pipetas que tienen efecto interno y pueden ayudar a tu mascota a prevenir los parásitos.

Fuente: editado Royal canin

 

Pídenos información

Vacuna trivalente en gatos : importancia

La vacunación consiste en la inoculación de virus en el organismo, ya sean vivos modificados o inactivados, para que este produzca defensas (anticuerpos) frente a dicho virus, generando de esta forma, memoria inmunitaria frente a determinadas enfermedades.

La vacuna trivalente felina, incluye:

  • Parvovirus felino (FPV): responsable de la panleucopenia felina. Herpesvirus felino 1 (FHV-1)
  • Calicivirus felino (FCV): también provoca rinotraqueitis felina.
  • ¿Cuándo la debemos administrar la vacuna trivalente felina?

El momento ideal en los gatos para administrar la vacuna trivalente felina es a los 2 meses de edad.  Nuestro veterinario deberá establecer el protocolo de vacunación a seguir.También, se pueden vacunar los gatos adultos en el caso de que sean adoptados y se desconozca las vacunas que tienen administradas, con una primera dosis de vacuna triple felina y un refuerzo .

Importancia de la vacunación

Es de gran relevancia la administración de la vacuna trivalente felina porque inmuniza frente a tres de las enfermedades más mortales para ellos.

La panleucopenia felina puede llegar a ser muy grave, no existiendo tratamiento curativo, tan solo medidas sintomáticas y de soporte. Lo mismo es aplicable para la rinotraqueítis felina, de ahí la importancia de la vacunación.

Al igual que pasa en perros esta vacuna no es obligatoria , aunque es de gran importancia en la salud de nuestros amigos.

 

Ante cualquier duda o para citas ponte en contacto con nosotros.

 

 

 

 

¿Realmente es necesario llevar el gato al veterinario?

¿Realmente es necesario llevar el gato al veterinario?

La respuesta, sin lugar a dudas, es sí. Como profesionales de la veterinaria nos encontramos con propietarios que nunca han llevado a su gato a la consulta. Las causas pueden ser muy diversas, bien porque ven a su gato perfecto en el día a día, bien porque no quieren someterle al estrés que para muchos gatos supone salir de casa... Sea cual sea el motivo, recomendamos que lleves a tu gato a tu veterinario de confianza con cierta regularidad para garantizar su salud presente y futura.

Un chequeo felino anual puede detectar trastornos de salud, no evidentes, que pueden complicarse en el futuro si no se tratan debidamente.

Del mismo modo, establecer un programa de vacunación es primordial tanto para tu gato como para el resto de miembros de la familia.

Leer más