Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Consejos para gatos en otoño

Comienza el otoño y los gatos necesitan unos cuidados específicos en esta época del año. El descenso de temperaturas aumenta el riesgo de que sufran resfriado, además, tras el verano comienzan a comer más para conservar su temperatura corporal.  A continuación te dejamos unos consejos:

 

  1. Cepillado . Renuevan su pelaje en esta estación, que se convierte en una capa más densa y tupida para hacer frente a las bajas temperaturas.

Se trata de un proceso en el que los gatos van eliminando el pelo muerto para renovarlo poco a poco. Para evitar que se acumule el pelo muerto, hay que cepillarlo a diario, sobre todo en los gatos de pelo largo.

  1. Pueden sufrir resfriados en otoño. Deben tener algún lugar en el que guarecerse por si hace demasiado frío o llueve ( si salen al exterior).

Los síntomas del resfriado en gatos son muy fáciles de identificar: secreción nasal y ocular, cansancio sin razón aparente, estornudos y pérdida de apetito. Ante cualquier síntoma acude a tu veterinario.

  1. Es completamente normal que los gatos se muestren un poco irascibles durante el otoño. Este cambio de comportamiento se hace mucho más notorios en gatos de edad avanzada porque los cambios de temperatura y humedad afectan a su sistema articular.
  2. Desparasita :La humedad propia del otoño favorece la proliferación de parásitos externos en gatos. En esta época del año, la desparasitación externa es clave para evitar los problemas de salud que causan este tipo de parásitos.

Ante cualquier síntoma acude a tu veterinario de confianza.

 

¿Qué enfermedades puede un parásito transmitir a mi perro

Tanto pulgas, garrapatas como mosquitos transmiten enfermedades a tu mejor amigo con sus picaduras. ¡Te lo contamos!

Enfermedades que transmiten las garrapatas a los perros

-Parálisis por picadura

Después de 4 a 6 días de la picadura aparecen los primeros síntomas:

  • Poca o nula sensibilidad en las extremidades.
  • Cojera.
  • Poca coordinación.
  • Dificultad para respirar.
  • Vómitos.

-Borreliosis o enfermedad de Lyme:

Los indicios de esta enfermedad suelen aparecer cuando ya está en fase aguda y son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Dolores articulares.
  • Inflamación de las articulaciones.
  • Dolores musculares.
  • Cojera.
  • Inflamación de los ganglios.
  • Letargia.
  • Anorexia.

– Babesiosis

La babesiosis la provoca un parásito  que causa anemia y fiebre principalmente, pero dependiendo del tiempo que pase hasta su diagnóstico puede afectar a otros órganos de manera más severa (como al hígado o al riñón), lo que podría causar la muerte del animal.

Enfermedades que transmiten las pulgas a los perros

-Tenia del perro

Esta enfermedad normalmente es asintomática

-Micoplasmosis

En los perros, los daños que puede causar la micoplasmosis podrían están relacionados con sus órganos reproductivos y el sistema inmunológico. Los síntomas incluyen:

  • Inflamación de las articulaciones.
  • Cojera.
  • Dificultad para moverse.
  • Fiebre.
  • Conjuntivitis.
  • Estornudos.

Enfermedades que transmiten los mosquitos a los perros

-Leishmaniosis canina

Los principales síntomas de la leishmania son:

  • Pérdida de apetito y como consecuencia también de peso.
  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Alopecia.
  • Sangrado de nariz.
  • Heridas en la piel.
  • Crecimiento excesivo de las uñas.

-La filariasis o “gusano del corazón”

Se trata de una patología cardiopulmonar difícil de detectar porque los síntomas no son muy evidentes. En general, estos son:

  • Tos.
  • Dificultad para hacer ejercicio.
  • Alteraciones en la respiración.

¿Cómo prevenir las enfermedades que transmiten los parásitos a los perros?

  • Las pipetas antiparasitarias (consulta siempre con el veterinario qué tipo utilizar)…
  • Los collares antiparasitarios: más populares por la comodidad y su efecto duradero, pero no valen para casos internos.
  • Y los sprays antiparasitarios: eficaces cuando el animal ya está infectado de pulga o garrapata. Indicado también para cachorros.

Mi perro vomita

Un perro puede vomitar simplemente porque haya comido algo que le ha sentado mal o haya ingerido demasiada cantidad de alimento. Pero también puede ser un reflejo de algo más serio que requiera atención veterinaria inmediata.

Entre las causas más comunes de vómitos en perros encontramos las infecciones del tracto digestivo, ya sean víricas (como el parvovirus) o causadas por bacterias (como la Salmonella), problemas relacionados con la dieta (intolerancias o alergias alimentarias), la presencia de parásitos intestinales, haberse tragado algún objeto que cause una obstrucción parcial o completa, mareo por movimiento (viajes en automóvil), ingestión de sustancias tóxicas (productos de limpieza o disolventes), efectos secundarios de algunas medicaciones, o la presencia de enfermedad en alguno de sus órganos vitales (páncreas, hígado o riñones).

Existe una lista muy amplia de causas, algunas de menor importancia y otras muy graves. Por ello, es muy importante que acudas al veterinario si tu perro vomita más de 3 veces seguidas en pocas horas, y si además del vómito detectas otros signos de enfermedad (diarrea, apatía, o signos de dolor), si hay presencia de sangre en el vómito, o si tu perro lleva vomitando varios días y ha perdido el apetito.

También es necesario diferenciar entre regurgitación y vómito. La regurgitación es la expulsión de alimentos que no han llegado al estómago, o que han estado en él muy poco tiempo y, en consecuencia no han sido digeridos completamente. No va acompañada de los movimientos sincopados del abdomen ni del esfuerzo típico del vómito.

Un vómito aislado u ocasional no tiene por qué ser motivo de preocupación. Sin embargo, los vómitos crónicos o frecuentes suelen responder a una situación grave. El color del vómito no tiene relación con la gravedad de la situación. Los vómitos, cuando el perro tiene el estómago vacío, suelen contener mucho moco, algo de espuma, y pueden estar teñidos de color amarillo o verdoso. Si existen lesiones en el estómago, puede aparecer sangre coagulada, con aspecto de granos de café.

Otra variable que debes tener en cuenta si tu perro vomita, viene de si has detectado un cambio en la frecuencia de ingestión de agua, tanto si bebe mucho más de lo habitual como si no bebe en absoluto. Y lo mismo respecto a los patrones de alimentación. También debes considerar si tu perro ha perdido peso últimamente. Otro signo de alarma es la presencia de diarrea junto al vómito.

En cualquier caso, si observas vómitos crónicos o frecuentes, debes acudir al veterinario para que inspeccione a tu perro. Muchas veces bastará con que respondas a una serie de preguntas sobre su historia reciente, y que éste le practique una exploración física. Será de gran utilidad para el veterinario que lleves anotados los medicamentos que esté tomando en ese momento, o los que haya tomado recientemente, y el tipo de alimentación que suele ingerir. También es importante que le comentes si has visto a tu perro comer hierba o plantas recientemente. Muchos perros lo hacen, o lamen el suelo y las paredes, cuando notan ardor en el estómago. Es imprescindible que consideres todos estos detalles, por insignificantes que parezcan, porque pueden aportar mucha información sobre la causa de los vómitos de tu perro.

¿QUÉ HACER SI MI PERRO VOMITA?

En ocasiones, puede ser necesario extraer un poco de sangre para comprobar si los órganos vitales están funcionando de forma adecuada. Y en determinadas circunstancias, también es conveniente recurrir a radiografías o ecografías para descartar la presencia de cuerpos extraños, o tumores en el tubo digestivo.

Hasta que se lleve a cabo la visita con el veterinario, es fundamental que le retires el alimento a tu perro y le ofrezcas agua limpia y fresca para evitar la deshidratación, sobre todo si se trata de vómitos frecuentes. El agua tienes que ofrecérsela en pequeñas cantidades, y de forma frecuente para que tu perro no pueda llenarse el estómago con una cantidad exagerada de agua, que pueda provocar que se agrave más el vómito.

Es vital no medicar al perro con los medicamentos que inhiben el vómito sin saber qué lo ha causado. Esto podría ser contraproducente, sobre todo, cuando se sospecha que se ha tragado algún objeto.

 

Fuente : purina ( editado)

Ante cualquier síntoma acuda a su veterinario

Consejos para ayudar a tu gato senior

A partir de los 10 años en tu gato , se producen una serie de cambios físicos y de comportamiento, por lo tanto, es posible que tengas que modificar su entorno, rutina de ejercicio y alimentación para ayudarlo en esta etapa de su vida.

Los gatos tienden a vivir un promedio de 15 años, pero no es raro que vivan 20. Por lo general, a partir de los 11 años, empezarás a apreciar signos externos de envejecimiento, y sus necesidades nutricionales también cambian.

El entorno de tu gato de edad avanzada

A medida que tu gato envejece, sus articulaciones también lo hacen y pueden empezar a padecer problemas de osteoartrosis. Así el gato puede volverse más torpe, perder estabilidad o tener dificultades para subir y bajar de sus lugares favoritos.

Una forma de cuidar a tu gato de edad avanzada es colocar rampas o escalones para que pueda llegar a los lugares altos y acondicionarle una cama cómoda para que descanse bien. También puede ser útil proporcionarle una bandeja de menor profundidad, para que no tenga que hacer tanto esfuerzo al entrar y salir.

Facilitar el acceso a la comida, a su bandeja y el agua también puede disminuir el esfuerzo que tenga que realizar (por ejemplo, garantizando que estos elementos se encuentren en todas las plantas de la casa). Además, debes evitar modificar cualquier aspecto de su rutina, ya que esto puede agravar las dificultades cognitivas que ya pueda padecer.

Ejercicio y aseo en gatos de edad avanzada

El dolor o la sensibilidad en las articulaciones pueden hacer que tu gato se mueva menos y que esté menos dispuesto a acudir a tu llamada. Si siente dolortambién puede reaccionar mal si se lo levanta, y los gatos de edad avanzada a menudo sufren trastornos cognitivos que pueden hacer que se comporten de manera antisocial.

Sin embargo, es importante que tu gato de edad avanzada haga ejercicio para mantener un peso saludable. Animarlo a jugar con cuidado durante el día con su juguete favorito puede ser una forma fácil de ejercitarlo y además ayudará a establecer un mejor ciclo de sueño.

La disminución de la flexibilidad puede hacer que a los gatos de edad avanzada les cueste más asearse correctamente, por lo que es importante que lo cepilles con regularidad para eliminar el pelo muerto y mantener su piel saludable.

Los gatos de edad avanzada y su alimentación

Los sentidos del gusto y del olfato de los gatos disminuyen con la edad, lo cual puede resultar en una disminución del apetito. Problemas dentales que les provoquen molestia al comer pueden conducir en una pérdida de peso. Para prevenir esto, los alimentos muy palatables y de textura blanda son una buena opción para los gatos de edad avanzada.

La alimentación de los gatos de edad avanzada debe aportar determinados nutrientes para mitigar los signos del envejecimiento y prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad:

  • Glucosamina, sulfato de condroitina, EPA/DHA y extracto de mejillón verde, ayudan a mejorar la movilidad de los gatos de edad avanzaday favorecen una función articular saludable.
  • Antioxidantes, que neutralizan el efecto de los radicales libresretrasando el envejecimiento celular.
  • Fósforo en niveles reducidos, para favorecer la salud renal.
  • Proteína de alta digestibilidad, que facilita el proceso digestivo en los gatos de edad avanzada. Pulpa de remolacha por su efecto prebiótico y EPA/DHA que refuerzan la salud digestiva.

Visita al veterinario con tu gato de edad avanzada

Cuando un gato ha cumplido los 10 años de edad, es recomendable llevarlo al veterinario cada seis meses a modo preventivo o para el diagnóstico precoz de patologías que pueda desarrollar. Si detectas que tu gato bebe u orina más, presenta problemas relacionados con la digestión, problemas de movilidad importantes ó cambios de comportamiento, llévalo al veterinario de inmediato, ya que pueden ser indicadores de enfermedades subyacentes.

Si sigues estos sencillos consejos, estarás proporcionando a tu gato los cuidados necesarios a medida avanza en edad. Si tienes alguna duda, consulta con tu veterinario.

Béneficiate de nuestra campaña de prevención de trastornos geriátricos

 

Fuente : Royal canin

 

Demencia senil en perros , ¿qué es?

¿Tu perro se ha empezado a comportar de forma extraña? ¿Le cuesta recordar sus rutinas? ¿Se muestra desorientado o confuso?

Puede que quizás tenga demencia canina. ¿Qué es la demencia senil en perros?

 

La demencia senil en perros, también conocida como el Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC), es un trastorno cognitivo en los perros asociado a unas consecuencias similares a las del Alzheimer en los humanos. Es una enfermedad relacionada con el envejecimiento del cerebro del perro, lo que conlleva cambios en su comportamiento y afecta principalmente a la memoria, el aprendizaje y la comprensión. La sintomatología de la demencia se da en el 50% de los perros de más de 11 años.

Se calcula que el 68 % de los perros padecerán demencia antes de los 15 años¹.

Existen muchos  síntomas de la demencia canina, que pueden variar de leves a más graves a medida que la enfermedad avanza. Los síntomas iniciales de la demencia senil en perros suelen ser leves, pero con el tiempo van empeorando. A continuación enumeramos algunos:

 

  • Desorientación y confusión: se pierde o se desorienta en lugares conocidos
  • Ansiedad
  • No recuerda rutinas, entrenamiento o reglas del hogar aprendidas anteriormente
  • Ya no responde a su nombre o a órdenes conocidas
  • Alta irritabilidad
  • Menos ganas de jugar
  • Deambula sin objetivo
  • Mirada perdida a la pared o ensimismamiento
  • Tarda más en aprender nuevas tareas
  • Falta de Limpieza
  • Pérdida del apetito
  • Cambios en el ciclo de sueño ( deambular por la casa de noche, etc )

 

Los signos tempranos de la demencia canina son difíciles de detectar. Suelen confundirse con un «solo se está haciendo viejo». Sin embargo, la detección temprana es muy importante y todos los dueños de perros tendrían que estar atentos a comportamientos similares a los síntomas mencionados anteriormente.

Ahora puedes beneficiarte  de nuestra campaña de .Prevención trastornos geriátricos

Consejos para cuidar a tu perro senior

Un perro entra al periodo de adulto desde el primer año de edad, y a partir de los 7 años en promedio, cambia de etapa de vida y se considera como un perro anciano o senior, etapa en la requerirá de mayores cuidados como los que te recomendamos a continuación.

 

Tal vez quieras seguir haciendo las mismas cosas y al mismo ritmo como jugar o salir a pasear, y aunque tú sientas las mismas ganas, él envejece más pronto. Se estima que por cada año de nosotros pasan siete en la vida de un perro. Así que eres tú quien debe adaptarse a su ciclo.

Ahora que sabes que todo cambia con tu compañero, infórmate sobre lo que ahora le hace un mayor bien a su salud. Consulta  a tu veterinario de confianza.

 

-Alimentación

Los alimentos especializados ayudan a que te perro senior continúe sus días con una gran calidad de vida. Existen alimentos destinados a los perros en este periodo de su vida.

 

-Lleva a tu perro a revisiones veterinarias.

Los perros adultos mayores tienden a ser más propensos de sufrir ciertas enfermedades como artritis o malestares del corazón y riñones, entre otros. Por tal motivo resulta fundamental acudir al menos dos veces al año con veterinario para realizarle chequeos médicos completos, considera realizar exámenes sanguíneos para detectar y prevenir enfermedades.

Además de las visitas al veterinario,  debes darle cuidados especiales para su salud. Cuando lo cepilles, revisa que no existan irregularidades en su pelo, piel, oídos, y asegúrate de que no tenga pulgas.

 

-Sácalo a pasear

Que su energía no sea la misma no significa que tu perro senior deba quedarse acostado todo el tiempo. Una rutina de ejercicio, a su ritmo, siempre ayudará a que sus músculos y huesos sigan siendo fuertes y sanos.

 

-Cuida sus dientes

Limpia sus dientes con cepillos especiales para ellos y si se te complica, también puedes optar por juguetes o premios que ayudan a limpiar sus dientes. Recuerda que su dentadura puede perder fuerza, por lo que es indispensable su higiene evitando que en un futuro no pueda morder o masticar adecuadamente sus alimentos.

 

-Necesita un buen descanso

Para los perros senior el descanso es muy importante, y también más frecuente. Permite que sus siestas sean relajantes y piensa en espacios tranquilos y silenciosos para colocar una cama o cojín especial para su reposo.

 

-El juego es importante

Aun cuando se lleguen a una edad para considerarse como perros maduros, su espíritu curioso y ganas de jugar siempre se pueden despertar. Foméntalo en tu mascota para mantenerlo alegre y que sepa que tienes interés en él. Existen ciertos juguetes especiales para los perros adultos mayores, generalmente son más suaves.

A un perro siempre le van a gustar los cariños y las atenciones hacia a él, pero cuando sea un perro senior darle aún más amor puede ayudar a prevenir enfermedades o depresión, además de que a ti, también te hará mucho más feliz verlo bien.

Pide tu cita

Alergias de la piel en gatos

Síntomas de alergias en los gatos

La piel de tu gato es el mayor indicador de si está sufriendo una alergia. Cuando acaricias a tu gato, podrías notar pequeñas costras; también podrías observar en su piel zonas amplias relativamente planas que estuvieran enrojecidas o parecieran inflamadas, o lesiones en la cara, el abdomen o la parte externa de los muslos. Los gatos con alergias sienten picores y se rascan con frecuencia, a veces en exceso, y también podrían asearse de forma exagerada para intentar aliviar cualquier molestia. En consecuencia, podrían observarse zonas con pelo dañado, pelos que se rompen con facilidad o una pérdida de pelo.

¿Por qué es tan difícil determinar la alergia de un gato?

La alergia de un gato puede tener tres causas principales: pulgas, algo de su dieta o alérgenos de su entorno. Determinar cuál de estos factores está causando una reacción alérgica es complicado y el veterinario tendrá que llevar a cabo un proceso de eliminación para averiguar cuál de ellos provoca los síntomas en tu gato.

¿Qué hará el veterinario para identificar la alergia de mi gato?

Lo primero que hará el veterinario será establecer si existe alguna otra causa que esté provocando los síntomas de tu gato que no sea una reacción alérgica. Muchos de los síntomas que muestra un gato con alergias son similares a los causados por infecciones parasitarias, infecciones micóticas, como la tiña, e incluso problemas de comportamiento. El veterinario deberá descartar todo esto antes de empezar a tratar la alergia.

Si lo considera necesario, el veterinario le pondrá a tu gato un tratamiento contra las pulgas. Los gatos pueden desarrollar hipersensibilidad a las picaduras de pulgas, lo que hará que se rasquen con fuerza, provocándose costras o lesiones. El veterinario te indicará que utilices un potente tratamiento antipulgas y que espulgues a cualquier otro animal que tengas en casa, además de tomar otras precauciones, como limpiar con frecuencia el entorno de tu gato.

Si el gato sigue teniendo una reacción alérgica después de este tratamiento, el veterinario puede prescribirle una dieta de exclusión para descartar una posible alergia a un alimento. Esta dieta dura aproximadamente ocho semanas; si los síntomas del gato desaparecen durante ese plazo, el veterinario le dará al gato su alimento original pero, si los síntomas reaparecen, llegarán a la conclusión de que el animal es sensible a un elemento de esta dieta.

Si el proceso de la dieta de exclusión no tiene éxito, es probable que el gato esté sufriendo una alergia que requiera medicamentos recetados.

El impacto de la dieta en la alergia del gato

La dieta de los gatos tiene un impacto directo sobre su piel, el órgano más grande de su cuerpo. Un alimento diseñado específicamente para gatos con piel hipersensible puede ayudar a limitar cualquier reacción adversa a los alimentos y ayudarlos a desarrollar una buena salud de la piel.

Estos alimentos tienen proteínas y carbohidratos elegidos especialmente por su menor probabilidad de causar una reacción alérgica en el gato; son alimentos muy digeribles y es posible que no se usen habitualmente en la mayoría de los alimentos industriales. El alimento también puede aportar ácidos grasos omega 3 de cadena larga, que ayudan a controlar cualquier alteración cutánea (como puede ser la inflamación), y biotina, niacina y ácido pantoténico, que ayudan a prevenir la deshidratación y refuerzan la función barrera de la piel del gato.

Si aprecias alguno de los signos de reacción alérgica en tu gato, consulta con tu veterinario. Juntos, tomaréis medidas para conseguir una óptimo estado de salud en tu gato y mejorar la calidad de su piel y pelaje

Fuente : Royal canin

El color de las encías de tu perro nos habla de su estado de salud

 

El color de las encías ( mucosas ) en perros nos indican cual es la salud de nuestro amigo. Hay que estar atentos a cualquier cambio en ellas y sobre todo si representan algún síntomas más.

Las encías de un perro que no tiene ningún problema de salud suelen ser de color rosado. Sólo algunas razas de perros, como los Chow Chow, los Akita Inu o los Shar Pei presentan unas encías, lengua y labios más bien azulado-negruzcos de forma natural, aunque no sufran ninguna patología.

  • Si tu perro tiene un color blanquecino o pálido en las encías es posible que padezca varios problemas de salud:
  • Anemia: en esta enfermedad hay una disminución en el número de glóbulos rojos (hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales. En consecuencia, las encías no reciben una buena perfusión sanguínea (es decir, hay una mala circulación), provocando este color blanquecino o pálido. En ocasiones, la pérdida de sangre puede ser interna y, por ende, difícil de detectar por el propietario.
  • Estado de shock: un estado de shock también provocará las encías pálidas en perros debido a una mala perfusión sanguínea. El estado de shock puede estar ocasionado por varias causas: deshidratación (no solo por el calor, sino también por una gastroenteritis secundaria a una intoxicación), un fuerte trauma u otros factores que hayan provocado un cambio brusco en la presión o perfusión sanguínea.

En ambos casos, es importante acudir al veterinario cuanto antes para examinar y determinar la causa de las encías blancas o pálidas del perro.

  • Las encías amarillas en los perros suelen indicar que el can quizás sufre dos afecciones:
  • Ictericia: anomalía en el color de la piel y las mucosas debida a un aumento de la bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillo producido por el cuerpo que cuando alcanza niveles muy altos se vierte en el flujo sanguíneo y provoca este color amarillento de la piel. Suele estar causado por trastornos hepáticos, renales, infecciones o enfermedades graves.
  • Anemia hemolítica: trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen antes de lo normal.

En ambos casos hay que ir cuanto antes al veterinario para que examine al perro.

  • Las encías rojas, puede indicar que sufre varias afecciones, como:
  • Deshidratación por un golpe de calor: las altas temperaturas pueden provocar que tu perro esté sufriendo un golpe de calor. De ser así, sus encías estarán pálidas/blancas, como hemos comentado anteriormente, o bien de un color rojo intenso.
  • Sepsis: pueden presentarse encías rojas en perros a causa de una infección sanguínea.
  • Gingivitis: si las encías, además de enrojecidas, están inflamadas es muy probable que tu can sufra gingivitis o inflamación de las encías. Esta afección, a diferencia de las encías rojas provocadas por un golpe de calor, se produce a lo largo del tiempo y no de forma repentina, y es consecuencia de una mala higiene bucodental, una alimentación incorrecta y/o problemas genéticos. Suele ir acompañada de acumulación de placa bacteriana en los dientes.

Si tu can tiene las encías rojas por un golpe de calor o sepsis debes acudir inmediatamente al veterinario para que reciba atención médica ya que su vida puede correr peligro.

  • Las encías azules o violáceas, también denominadas cianóticas en la terminología médica, son muy peligrosas, ya que indican que falta oxígeno en la sangre, causando problemas respiratorios y otros asociados a estos, como el edema de pulmón, la insuficiencia cardíaca, etc.

En este caso debes acudir urgentemente al centro veterinario para que examinen y traten a tu perro cuanto antes ya que su vida puede estar en peligro.

  • Las encías negras en perros indican claramente que el can está enfermo. Como hemos dicho al principio del artículo, es importante no confundir las manchas negras que pueda presentar tu perro en la boca debido a su raza (característica permanente) con encías oscurecidas consecuencia de una patología (característica temporal). Las encías grises o negras pueden estar causadas por varios motivos:
  • Enfermedad periodontal: afección bucal que daña el conjunto de tejidos que envuelven y refuerzan los dientes, especialmente las encías y huesos de las mandíbulas. Las encías no reciben una correcta irrigación sanguínea y se oscurecen. Además de dichos síntomas, esta enfermedad también suele ir acompañada de halitosis (mal aliento), inflamación de las encías, hipersalivación, presencia de pus, encías que sangran al tacto, dolor o dificultad para comer con normalidad, piezas dentales flojas, fístulas oronasales y abscesos.
  • Tumores periodontales: los tumores localizados en el periodonto, que es la zona que envuelve el diente compuesta por varios tejidos, pueden provocar mala irrigación sanguínea en las encías y ennegrecerlas.

Las encías ennegrecidas u oscuras son un claro síntoma de alarma e indican que el perro necesita acudir a urgencias veterinarias en seguida.

 

Ante cualquier síntoma o cambio de color en las encías de su compañero acuda a su veterinario.

 

Fuente : purina (editado)

Picaduras de avispas en gatos

Una de las causas de consulta más habitual en las urgencias en clínica son las reacciones alérgicas. La picadura de determinados insectos puede desencadenar una afección aguda por la que sea necesario administrar algún tipo de medicamento.
Los gatos son unos animales muy curiosos con instinto cazador que no dudarán en cazar a cualquier insecto que pase por su lado, ya sea una hormiga, una mosca o una avispa. Sin embargo, pueden ser susceptibles a las picaduras o mordeduras y la reacción dependerá en gran medida de su sensibilidad.
En todo caso, lo primero que hay que hacer si creemos que un insecto ha mordido o picado a nuestra mascota es diferenciar que tipo de insecto ha podido ser. Pero, ¿cuáles son los síntomas que pueden a parecer?

Inflamación en la zona en la que se ha producido la picadura o mordedura de la avispa.
Picor o ardor en esta zona que puede reflejarse con síntomas de nerviosismo en el animal. Asimismo, puede lamerse de forma más compulsiva e incluso provocarse heridas.
Aparición de habones alrededor de la zona afectada.
• Problemas para respirar, en el caso de que la reacción sea grave.
• Si se produce una reacción anafiláctica fuerte por alergia a la avispa, algunos síntomas pueden incluir dificultad respiratoria, hipotensión, vómitos, taquicardia o falta de coordinación.

Entonces, ¿qué hay que hacer en estos casos?

Acudir al veterinario lo antes posible para que el determine el tratamiento y las actuaciones necesarias . En ningún caso se debe suministrar un medicamento al animal sin consulta previa con los profesionales.

La importancia de la higiene dental en perros

Igual que ocurre con los humanos, la higiene dental en los perros es de suma importancia.

Cabe destacar que  una mala higiene oral puede provocar la pérdida de algunas piezas dentales o el desarrollo de infecciones en las encías que se trasladen luego a órganos vitales mediante el torrente sanguíneo.

Un perro que sufre dolor en la boca porque sus encías están infectadas debido a la acumulación de sarro, o bien no puede masticar correctamente porque tiene algunas piezas dentales debilitadas (o, incluso, se le han caído) es un perro que evitará masticar ciertos alimentos. Eso afectará gravemente a su nutrición y a su salud general. Además, estará más expuesto a infecciones iniciadas en la boca.

El sarro es el causante de la mayoría de los problemas bucales de los perros. Para que se forme el sarro, antes tiene que existir una acumulación de placa bacteriana.  Se llama placa bacteriana a una acumulación de microorganismos que pueden adherirse o depositarse sobre las paredes de los dientes. La placa dental se forma en la superficie de las piezas dentales y en las encías, y difícilmente puede observarse porque tiene un color blanco-amarillo. Se elimina principalmente con el arrastre del cepillo dental.  Una mala higiene dental en perros puede provocar que la placa persista durante demasiado tiempo sobre la superficie de los dientes, endurecerse y calcificarse. Cuando esto ocurre se convierte en sarro. No se puede eliminar simplemente cepillándole los dientes al perro y requiere, por lo general, de un veterinario con las herramientas adecuadas.

La limpieza dental en perros

La limpieza dental en perros es la forma más eficaz de eliminar el sarro y el , el proceso de limpieza dental consiste, inicialmente, en la eliminación del sarro y la placa adherida a la superficie de los dientes mediante un equipo de ultrasonidos que garantiza la integridad de las piezas dentales a la vez que elimina en profundidad cualquier resto de suciedad. A continuación se procede al pulido de los dientes mediante una fresa especial que elimina la placa bacteriana y devuelve a los dientes el aspecto sano que deben tener. Una vez terminado todo el proceso, se mantiene al perro en observación hasta que se despierta de la sedación, bajo la atenta supervisión de un veterinario.

¿Se necesita sedación? La limpieza dental en perros no es una técnica que pueda practicarse sin ella.

Ningún perro se dejaría hacer una intervención en la boca sin estar sedado,

Síntomas de que tu perro necesita una limpieza dental

Estos son algunos de los principales síntomas que pueden conducirte a pensar que tu perro necesita una limpieza dental:

– Encías inflamadas

– Mal aliento

– Sangre en la boca y en la saliva

– Dificultad a la hora de comer

– Quistes o bultos en la boca

Si adviertes cualquiera de estos síntomas, acude siempre a tu veterinario para que evalúe el estado bucal de tu perro y te recomiendo el mejor tratamiento.

Cómo mantener una buena higiene dental

La clave para mantener una correcta higiene dental en perros es prácticamente la misma que en personas, pero con algunos matices.

  • Cepillado: En realidad, el cepillado diario es el método más eficaz para evitar la acumulación de placa y la formación de sarro. Ahora bien, no es tan sencillo que un perro se deje limpiar los dientes. A la mayoría no les gusta o no están acostumbrados.
  • Huesos dentales para perros: son huesos que, además de ser un premio para el perro (una golosina canina) sirven para eliminar la acumulación de placa, la formación de sarro y combaten el mal aliento.

 

Ahora puedes beneficiarte de nuestra  Campaña limpieza de boca

Para más información y citas ponte en contacto con nosotros

 

Fuente : nutro ( editado)