Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

¿Qué alimentos no debería comer tu gato?

¿Qué alimentos no debería comer tu gato?

Tener un gato como mascota y parte de nuestra familia, a pesar de su carácter independiente, requiere de mucho cuidado y dedicación, como todo animal a nuestro cargo.

Existen comidas que tu gato no puede consumir ya que, a corto o medio plazo, pueden generar reacciones adversas. Aquí una pequeña guía de los alimentos más tóxicos para nuestros felinos:

1.Chocolates: son dañinos y pueden causar problemas graves, como aceleración de la frecuencia cardíaca y malestares gastrointestinales.

2.Embutidos: son ricos en sal y grasas, lo cual puede causar hipertensión y pancreatitis en gatos.

3.Pescado crudo: puede ser peligroso, tanto por las espinas como por el parásito Anisakis, el cual puede provocar vómitos y dolor abdominal.

4.Fruta: algunas frutas como las uvas pueden provocar molestias digestivas o hasta dañar los riñones de los felinos.

5.Leche: suele ser difícil de digerir y puede provocar vómitos y diarreas.

¿Cómo mejorar la digestión de tu gato?

Dar buenos alimentos a tu gato contribuirá a facilitar su digestión. Sin embargo, si tu gato tiene una digestión sensible o padece ciertos problemas de salud, puedes ayudarlo con una dieta adaptada con:

•Ingredientes de alta calidad fáciles de digerir para reducir el esfuerzo del intestino.
•Fuentes de proteínas seleccionadas para reducir el riesgo de padecer reacciones gastrointestinales adversas.
•Proteínas altamente digeribles que puedan ayudar con una posible intolerancia alimentaria en gatos.
•Prebióticos que participen en la mejoría del equilibrio de la flora intestinal y probióticos (bacterias vivas beneficiosas), que son útiles para dar soporte al sistema digestivo de los gatos.
•Fibras que ayuden al tránsito y faciliten el movimiento a través del intestino.

Y recuerda, los expertos recomiendan realizar una revisión periódica al gato al menos una vez al año y con mayor frecuencia a medida que se haga mayor o si tiene necesidades especiales. En esta visita se le hará una revisión integral que asegure que el gato está sano desde los bigotes hasta la punta de la cola.
Otra ventaja de estos controles anuales es que tu gato se acostumbre a visitar la consulta veterinaria cuando está bien y esto puede ayudarlo a formar un vínculo con tu veterinario. Familiarizarse con su especialista, la clínica y sus olores podría ayudar a reducir el estrés que suelen experimentar cuando visitan a su veterinario.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

La esperanza de vida de los gatos esterilizados es un 140% mayor que la de los que no lo están

La esperanza de vida de los gatos esterilizados es un 140% mayor que la de los que no lo están

En total, estos animales ganan casi 6 años más de vida al someterse a este proceso.

En España existen casi 6 millones de gatos domésticos.

España se sitúa en el octavo país en Europa con mayor número de gatos domésticos. En el continente europeo existen 106 millones de gatos domésticos, o lo que es lo mismo, un gato por cada 7 personas. Este dato supera en casi dos millones al número de perros como mascotas en Europa (104, 4 millones), aunque en España la cifra de perros (9 millones) continúa siendo mayor que la de gatos (6 millones).

En este contexto, durante este mes también tiene lugar el Día Mundial de la Esterilización Animal (28 de febrero). Esta práctica, que resulta una de las claves para la tenencia responsable de los animales de compañía y el control de la superpoblación de animales callejeros, tiene una importancia fundamental en la salud y longevidad de los gatos.

Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California, la esperanza de vida de los gatos sometidos a esterilización aumenta en más de un 140%. En el caso de las hembras analizadas, la edad media de vida de las esterilizadas fue de 10,5 años, mientras que la de las que no lo estaban fue de 4,7 (5,8 años más). En cuanto a los machos, la esperanza de vida fue de 3,7 años para los no esterilizados y de 9,8 años para los que sí lo estaban (6,1 años más).

En este sentido, la esterilización en los gatos tiene una gran cantidad de beneficios para su salud y longevidad, ya que disminuye el riesgo de enfermedades como infecciones uterinas y problemas de próstata, además de la reducción de abandonos y de gatos sin hogar.

  1. Control de la población: Uno de los mayores problemas en relación con los gatos callejeros es la sobrepoblación. La esterilización evita la reproducción descontrolada y logra reducir la comunidad de gatos sin hogar.
  2. Reducción de los conflictos: Los comportamientos relacionados con el periodo de celo pueden generar ruidos nocturnos, marcajes del territorio y presencia de estos animales en zonas residenciales, problemas que pueden afectar a la calidad de vida de las personas. Recurrir a la esterilización de los gatos callejeros es la solución para evitar este tipo de conflictos.
  3. Facilita la gestión de las colonias: Otro de los problemas de la sobrepoblación es la dificultad para gestionar las colonias de gatos, tanto en la relación con los humanos como con la salud de estos animales. Evitar la reproducción excesiva también permitirá que reciban la atención médica necesaria para gozar de una buena salud.
  4. Mejora del bienestar: La esterilización también puede contribuir a la mejora de la calidad de vida de los gatos callejeros, ya que, además de prevenir enfermedades relacionadas con la reproducción, logrará evitar las lesiones y el estrés asociados con el cortejo y la competencia entre los miembros de la colonia.

Cabe destacar que la esterilización no tiene consecuencias en el comportamiento de los felinos, por lo que no supone un problema en ese sentido. Además, se realiza de una forma completamente segura para los animales, por lo que no tiene prácticamente ningún riesgo para su salud.

 

Benefíciate de nuestra campaña.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

Rascador para gatos

Rascador para gatos

¡Hola a todos! Hoy me gustaría hablarles sobre un tema que puede ser muy útil y beneficioso para nuestras mascotas: el rascador. Aunque muchas veces pasamos por alto su importancia, los rascadores son una herramienta esencial para el bienestar de nuestros felinos y pueden tener muchos usos. En este post, les hablaré sobre los beneficios y diferentes formas de utilizar un rascador adecuadamente.

En primer lugar, el rascador es una excelente manera de mantener a nuestros gatos entretenidos y activos. Sabemos que los felinos son animales muy juguetones y curiosos, y el rascador es una forma perfecta de satisfacer sus necesidades de juego y ejercicio. Al proporcionarles un lugar específico para rascar, no solo evitamos que dañen nuestros muebles y objetos, sino que también les brindamos una actividad saludable para su cuerpo y mente.

Además, el rascador también es una herramienta para el cuidado de las uñas de nuestros gatos. Al utilizarlo regularmente, nuestros felinos pueden mantener sus uñas en óptimas condiciones, evitando que se vuelvan demasiado largas o quebradizas. Esto no solo beneficia a nuestras mascotas, sino que también evita daños en nuestro mobiliario y en nuestras propias manos al jugar con ellos.

Otro uso del rascador es como lugar de descanso. Muchos rascadores vienen con una superficie suave y acolchada en la parte superior, lo que lo convierte en un lugar perfecto para que nuestros gatos se relajen y duerman. Esto es especialmente útil si tenemos un gato que le gusta estar en lugares elevados, ya que el rascador puede ser su nuevo lugar favorito para descansar.

Además de estos beneficios, el rascador también puede ser una herramienta para mejorar la relación entre nosotros y nuestros gatos. Al jugar con ellos en el rascador, podemos fortalecer el vínculo y la confianza entre ambos. También podemos utilizarlo como un lugar para premiar a nuestros felinos con golosinas o juguetes, lo que les enseñará que el rascador es un lugar seguro y positivo.

Es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de rascadores en el mercado, desde los tradicionales de poste vertical hasta los más modernos de pared o techo. Es importante elegir el que mejor se adapte a las necesidades y preferencias de nuestro gato, y colocarlo en un lugar estratégico de la casa donde se sientan cómodos y seguros.

En resumen, el rascador es una herramienta esencial para el bienestar de nuestros gatos.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

¿A qué temperatura pasan frío los gatos?

¿A qué temperatura pasan frío los gatos?

Los gatos están naturalmente condicionados a tolerar las temperaturas invernales, sin embargo, los pequeños amigos peludos también pueden ser sensibles al frío extremo. Durante el otoño, la mayoría de las razas de gatos reemplazan su pelaje de verano por uno más denso y grueso adaptado a la caída del termómetro.

Aunque su propia morfología prepara a los gatos para la dureza del invierno, no les inmuniza completamente contra el frío, al contrario de lo que podría pensarse. Pero, ¿A partir de qué temperatura deberíamos empezar a preocuparnos realmente por él y su bienestar?

¿Qué temperatura mínima puede tolerar un gato?

La temperatura interna normal de un gato está entre 37,7 y 38,9°. Una temperatura entre 35,5 y 37,7° es un signo de hipotermia leve. Si los grados siguen bajando hasta los 32º, el animal estaría sufriendo un estado de hipotermia severa que lo pone en peligro de muerte, por lo que, se recomienda llevarlo al veterinario con urgencia.

Al igual que en los humanos, el cuerpo del gato se adapta al frío extremo. La exposición a pocos grados hace que disminuya su ritmo cardiaco provocando una ralentización del flujo sanguíneo en las extremidades. Por lo que, tocarle las puntas de las orejas o las almohadillas de las patas son buenos indicadores para saber si está resfriado.

Un gato que se acerca a una situación de hipotermia, es decir una temperatura corporal que oscila entre 32° y 37,7°, también empezará a temblar y a buscar fuentes de calor dentro de su casa.

¿Los gatos pasan frío si pasan la noche fuera?

Los gatos pueden vivir fácilmente al aire libre durante la mayor parte del año. Algunos felinos (especialmente los gatos de interior) pueden sentir el frío de las noches de invierno, generalmente cuando la temperatura desciende por debajo de los 5°C.

A pesar del frío del invierno, los felinos buscan de forma natural las fuentes de calor para mantener su temperatura corporal sin tener que consumir energía. Aún así, los expertos recomiendan ofrecer a las mascotas espacios donde pueda refugiarse en caso de ráfagas de viento, sobre todo si se ha acostumbrado al sedentarismo.

Más que el frío, es la nieve la que puede suponer un problema para ellos. Las almohadillas de las patas de los gatos son muy sensibles a la nieve y el hábito de lamerla puede provocar problemas gástricos o rinitis.

¿Qué razas de gatos son más resistentes al frío?

Algunos gatos toleran mejor las bajas temperaturas que otros. El umbral de tolerancia puede variar en función de varios factores, como la raza del felino, su edad, su salud y sus hábitos. Además, los felinos que tienen una temperatura corporal media de 38,5°C generalmente resisten bien el frío.

Este es el caso de ciertos felinos de pelaje largo, como el noruego o el siberiano, con una genética que tolera mejor las temperaturas muy frías. También el Nebelung con su pelaje gris azulado originario de Rusia, el persa o incluso el sagrado de Birmania. En cambio, los gatos «desnudos» como el Sphynx, que por tanto no tienen pelo, no soportan bien el frío.

 

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

¿Por qué los gatos amasan?

¿Por qué los gatos amasan?

Es una acción común en los felinos, especialmente en los gatos domésticos, que consiste en apretar y amasar con sus patas delanteras una superficie blanda, como una manta o una almohada. A menudo lo hacen con una expresión de gran satisfacción en su rostro, como si estuvieran en un estado de absoluta felicidad.

Muchos expertos dicen que este comportamiento está relacionado con el amamantamiento en los gatos bebés. Al amasar a su madre, los gatitos estimulan la producción de leche y pueden asociar esta acción con una sensación de seguridad y comodidad. Sin embargo, hay quienes creen que el amasado de los gatos puede estar relacionado con una sensación de placer y relajación. Al igual que los humanos, los gatos tienen glándulas endorfinas que se activan cuando realizan acciones que les producen bienestar físico y emocional. Así que, amasar puede ser una forma de liberar tensión y estrés, especialmente en aquellos gatos que han sido criados en ambientes estresantes. Independientemente de la razón detrás de este comportamiento, lo cierto es que el amasado de los gatos es una muestra más de lo fascinantes y complejos que son estos animales. Nos hacen preguntarnos sobre sus acciones y comportamientos, y nos enseñan a apreciar su naturaleza única. Espero que esta reflexión les haya resultado interesante y les haga ver a sus gatos con una nueva perspectiva. Me encantaría conocer sus opiniones y experiencias con respecto al amasado de los gatos.

 

¡Compartamos conocimientos y aprendamos juntos sobre estos increíbles felinos!

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

¿Por qué se lamen los gatos?

¿Por qué se lamen los gatos?

Los gatos lamen  su cuerpo pero, ¿ te has preguntado a qué se debe este peculiar hábito? Resulta que no solo lo hacen para estar limpios sólo, sino que también está relacionado con el bienestar físico y emocional del gato.

Lamerse es una de las maneras en la que los gatos se limpian; distribuir la saliva por todo el cuerpo les ayuda a asearse y suelen utilizar las patas delanteras para lavarse la cara y detrás de las orejas.

Otra razón por la que los gatos se lamen es que al lamerse, y asearse en general, liberan endorfinas, unas hormonas que les generan bienestar. Es una actividad calmante.

Si tu gato pasa más tiempo de lo normal acicalándose, presta demasiada atención a sus patas u otras partes de su cuerpo, o incluso se arranca trozos de pelo, es probable que indique que hay un problema médico subyacente. Cuando u gato se lame excesivamente deberás llevarle al veterinario para que le hagan un examen.

Hay varios problemas físicos y psicológicos que pueden llevar a un aseo excesivo,

  • Alergias
  • Parásitos
  • Lesiones o infecciones de la piel (incluido el lecho ungueal)
  • Dolor
  • Piel seca
  • Estrés o ansiedad

Entre las causas de la ansiedad de los gatos se encuentran: separarse de sus propietarios; los cambios de entorno, como la mudanza a un nuevo hogar; y percibir amenazas, como la presencia de otra mascota en el hogar con la que no se llevan bien, .

 

Ante cualquier síntoma o cambio de comportamiento te recomendamos que acudas a tu veterinario. En clínica Veterinarium estamos para ayudarte.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

Cuidados post-operatorio cirugía de esterilización en gatas

Cuidados post-operatorio cirugía de esterilización en gatas

Hoy queremos abordar un tema de gran relevancia en el ámbito de la salud animal: el post operatorio de esterilización en gatas. Como bien sabemos, la esterilización es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo principal controlar la población de felinos y mejorar su calidad de vida. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta los cuidados necesarios durante el post operatorio para garantizar una recuperación exitosa.

Antes de profundizar en el tema, es importante mencionar que la esterilización en gatas es una cirugía de rutina que se realiza bajo anestesia general. Durante el procedimiento, se extirpan los ovarios y el útero de la gata, lo que le impide quedar en estado y tener crías. Además de ser una medida eficaz para controlar la reproducción, la esterilización también tiene otros beneficios para la salud de nuestras felinas, como la prevención de enfermedades uterinas y la disminución del riesgo de cáncer de mama.

Una vez realizada la cirugía, es fundamental seguir las recomendaciones del veterinario para el post operatorio. En primer lugar, es importante mantener a la gata en un lugar tranquilo y cómodo, evitando que salte o haga esfuerzos bruscos. También es necesario controlar la alimentación, ofreciéndole pequeñas cantidades de comida y agua durante las primeras horas después de la cirugía. Es normal que la gata no tenga apetito inmediatamente después de la esterilización, pero si esto persiste, es importante consultar con el veterinario.

Otro aspecto clave en el post operatorio es el cuidado de la herida quirúrgica. Es fundamental mantenerla limpia y seca, evitando que la gata se lama o rasque la zona. En algunos casos, el veterinario puede recetar analgésicos para aliviar cualquier dolor o incomodidad que pueda sentir la gata. También es importante revisar la herida regularmente para detectar cualquier signo de infección y comunicárselo al veterinario en caso de ser necesario.

Es importante tener en cuenta que cada gata es única y puede tener diferentes tiempos de recuperación. Algunas pueden recuperarse rápidamente, mientras que otras pueden necesitar más tiempo. Por ello, es fundamental seguir las indicaciones del veterinario y estar atentos a cualquier señal de malestar en nuestra felina.

En conclusión, el post operatorio de esterilización en gatas es un proceso que requiere de cuidados y seguimiento para garantizar una recuperación exitosa.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

¿Cómo y por qué cambian de color los gatos siameses?

¿Cómo y por qué cambian de color los gatos siameses?

Una mutación genética conocida como gen del Himalaya ha hecho que el pelaje de esta raza sea más sensible a la temperatura, pero también la hace vulnerable a ciertos problemas de salud.

Con 73 razas de gatos reconocidas por la Asociación Internacional Felina, puede resultar difícil distinguir un Ragdoll de un Ragamuffin.

Sin embargo, la mayoría de nosotros podemos detectar un gato siamés. El siamés es una de las razas más fácilmente reconocibles del mundo, conocida por sus máscaras oculares oscuras, sus calcetines y sus patrones, llamados “puntos”, que destacan sobre su cuerpo color crema y sus brillantes ojos azules.

Estos puntos característicos se deben a una mutación genética conocida como gen del Himalaya, que se descubrió en la raza en 2005. Este gen recesivo, transmitido por ambos progenitores, también confiere a los felinos un pelaje sensible a la temperatura que puede cambiar de color.

En el útero, los siameses se desarrollan a una temperatura de unos 38 grados centígrados, la temperatura normal de un gato. Una vez nacidos, los siameses completamente blancos empiezan a enfriarse en las extremidades, como la cola, las patas, las orejas y la cara. Estas temperaturas más bajas hacen que el gen himalayo active la melanina del cuerpo, un pigmento que también se encuentra en las personas. Por eso, los cuerpos de los gatos siameses, que son más cálidos, siguen siendo claros, pero sus partes más frías se oscurecen a medida que maduran.

Los gatitos siameses nacen blancos y desarrollan los colores a medida que crecen. La raza se presenta en una gran variedad de colores: el seal point tiene un pelaje de color crema claro con matices marrón oscuro en las patas, la cola, la nariz y las orejas.

A las dos semanas de vida las tonalidades oscuras empiezan a extenderse a sus extremidades. Hacia el mes de vida, aparece su color definitivo, que puede ser una de varias variedades, entre ellas el blue point, el lilac point, el chocolate point y el seal point, que tiene un pelaje claro de color crema con matices marrón oscuro en las patas, la cola, la nariz y las orejas.

Una influencia para toda la vida

La mutación himalaya se da de forma natural en gatos domésticos del sur de Asia, afirma Leslie Lyons, genetista felina de la Universidad de Missouri (Estados Unidos) que identificó por primera vez la mutación en gatos siameses.

Con el tiempo, la cría selectiva de gatos de llamativo color pálido y puntas oscuras transmitió el gen a distintas razas, como siameses, ragdolls y birmanos. Las razas mixtas también pueden ser portadoras de la mutación genética.

Los vibrantes ojos azules de estos gatos también se deben al gen himalayo, que influye en el pigmento de sus ojos.

La mutación himalaya hace que el pelaje se oscurezca a medida que el gato envejece, aunque cualquier tipo de traumatismo o cambio en el pelaje del gato puede alterar sus tonalidades.

Por ejemplo, si un gato siamés se somete a una intervención quirúrgica, una zona del pelaje que haya sido afeitada puede volver a oscurecerse porque la zona afectada está más fría mientras el pelo vuelve a crecer. Con el tiempo, el pelaje puede volver a ser más claro.

En los años 20, a un gato siamés que vivía en Moscú y llevaba una chaqueta sobre un hombro afeitado le volvió a crecer el pelo blanco, ya que esa zona se mantenía más caliente. Más tarde, el pelaje volvió a oscurecerse, según la Universidad de Alaska.

Preocupación por la salud

Muchas otras especies tienen el gen del Himalaya, incluidos los conejos del Himalaya.

Las ratas domésticas, los jerbos con puntas de color y los visones americanos también pueden ser portadores de la mutación. En 2021, la revista Gene informó de un perro dachshund con una mutación diferente en el mismo gen del Himalaya que producía una coloración de tipo siamés, algo poco frecuente en los perros.

“Cada especie tiene su propia mutación en el mismo gen, pero luego se han criado para tener la coloración específica”.

Aunque la mutación de estos animales domésticos no presenta ninguna ventaja ni desventaja. También conlleva algunos problemas de salud, como los oculares.

Los siameses suelen tener los ojos cruzados o desalineados, también llamado estrabismo, lo que puede comprometer la visión, así como la percepción de la profundidad.

Incluso si los ojos del gato están alineados, el animal puede sufrir nistagmo o temblor ocular, una afección en la que los ojos a veces se mueven ligeramente de un lado a otro con movimientos repetitivos e incontrolados que pueden causar problemas de visión o incluso de equilibrio.

Se recomiendan a los propietarios que adquieran sus siameses de criadores acreditados o que los adopten de una protectora. Sea cual sea su procedencia, ambos expertos coinciden en que estos felinos enmascarados, independientemente de su tipología, poseen una condición especial para el que no hay cura posible: son capaces de robarle el corazón a cualquiera.

Fuente 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

Diagnóstico precoz y tratamiento adecuado, fundamentales para aumentar la esperanza de vida del gato con linfoma

Diagnóstico precoz y tratamiento adecuado, fundamentales para aumentar la esperanza de vida del gato con linfoma

El linfoma es una de las neoplasias más comunes tanto en perros como en gatos. Este tipo de cáncer afecta al sistema linfático y su origen radica en la proliferación maligna de linfocitos, un tipo de glóbulo blanco de la sangre. Los tumores suelen surgir en tejidos linfoides como los ganglios, el bazo o la médula ósea, aunque realmente pueden aparecer en cualquier tejido del cuerpo.

El linfoma más frecuente en los gatos es el alimentario o digestivo, por lo que los síntomas se relacionan con la pérdida de peso y de apetito, vómitos y diarrea. En todo caso, la sintomatología depende principalmente del tipo de linfoma y de la extensión de la enfermedad. No existe predisposición según la raza, aunque los linfomas alimentarios son muy comunes en gatos mayores mientras que los mediastínicos son más frecuentes en gatos jóvenes positivos a leucemia1.

La detección precoz es fundamental para la supervivencia

 Al igual que los gatos, los perros también sufren de linfoma. El tipo más frecuente es el multicéntrico2, que se caracteriza por el aumento generalizado del tamaño de los ganglios linfáticos. Afecta, sobre todo, a perros de edad media y avanzada y, aunque cualquier tipo de perro puede padecer esta enfermedad, existen razas con mayor predisposición como son los Boxers, Cocker Spaniel y Golden Retriever3.

Los síntomas más comunes son decaimiento, anorexia y, en ocasiones, dificultad respiratoria por compresión de la vía aérea por parte de los ganglios linfáticos mandibulares. En otros casos, no presentan síntomas y el hallazgo del cáncer se produce de una forma casual durante una exploración.

Debido a que existen diferentes factores genéticos, ambientales, infecciosos y de tipo inmunológico que causan los linfomas en ambas especies, es muy complicado prevenir su desarrollo. Sin embargo, el diagnóstico precoz juega un papel muy importante. Es fundamental que los cuidadores lleven a sus mascotas al veterinario de forma rutinaria para que se realice una exploración minuciosa, donde se puedan detectar signos clínicos, tales como el aumento en el tamaño de los ganglios o pérdida de peso. De la misma manera, es importante incidir en la necesidad de realizar chequeos periódicos en mascotas mayores de 8 años donde se incluyan, además de una exploración clínica, la realización de pruebas diagnósticas como analítica de sangre, radiografías o ecografías. De esta forma, podemos diagnosticar el linfoma y otras enfermedades de manera precoz y pautar un tratamiento oportuno.

 

Puedes encontrar más artículos interesantes en pinche aquí  

Información sobre nuestra clínica Veterinarium

Síguenos en nuestras RRSS Facebook e Instagram 

 

Los veterinarios explican cómo estimular a tu gato para que beba en verano

 

Los veterinarios explican cómo estimular a tu gato para que beba en verano

  • Los gatos tienden a beber poca agua. Por eso, sobre todo en verano, es necesario asegurar una correcta hidratación para prevenir problemas renales
  • Los gatos son muy curiosos y necesitan estímulos constantes para no cansarse ni aburrirse. En el caso de los bebederos, les suele resultar más atractivo tener más de uno en casa, cambiarlos de ubicación e incluir hielos

 Los gatos, presentes en 4 de cada 10 hogares españoles  son conocidos por su carácter independiente. Sin embargo, es fundamental jugar con ellos y brindarles un espacio de calidad para garantizar su bienestar. Se debe verificar que orinan y defecan con regularidad, controlar su aseo, tener comida a su disposición y, sobre todo, asegurar una correcta hidratación, ya que, por lo general, tienden a beber poca agua.

Se estima que los gatos deben beber al menos 50 ml por cada kilo de peso, una cantidad que, aunque pequeña, a veces resulta difícil de alcanzar si no se estimula el momento de beber. “Los gatos son animales muy curiosos que necesitan estímulos constantes para no cansarse ni aburrirse”.

Haz juegos de agua con tu gato

Para ayudar a los felinos en la tarea de hidratarse, sobre todo en verano, se puede jugar con ellos cambiando de ubicación los puntos de agua, añadiendo nuevos durante las noches de calor o poniendo cubitos de hielo en los bebederos. De este modo, se sentirán más atraídos y querrán beber más.

“En el caso de los bebederos, les suele resultar atractivo tener más de uno en casa, para mantenerse activos y que el momento de beber sea agradable para ellos. Además, existen fuentes en las que el agua está continuamente en movimiento, manteniendo así el agua más fresca, sobre todo en época de calor”.

Los gatos también pueden ingerir agua de manera indirecta a través de alimentos húmedos y semihúmedos. “En casos más severos, cuando es importante asegurar una correcta ingesta de agua, como puede ser en casos de enfermedad renal, existen medidas como geles o gelatinas que ayudan a mantener un buen estado de hidratación en el gato”, comenta Paloma, quien recuerda que, para mantener una correcta salud dental, es importante combinar estos alimentos húmedos con secos.

clinicaveterinarium.es

Facebook (2) Facebook