Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Viajar con tu mascota

Viajar con tu mascota a tu destino de vacaciones es una buena idea pero antes de viajar infórmate y prepara todo con antelación.

Te damos unas cuantas pautas para que las tengas en cuenta:

  • Lleva en todo momento la cartilla sanitario de tu perro por si en cualquier momento tuvieses que acudir al veterinario o las autoridades competentes te las pidiesen. Si viajas al extranjero necesitarás el pasaporte.

Hay que tener presente la obligatoriedad de la vacuna antirrábica  del lugar al que viajes para que lleves todo al día. No obstante, para algunos destinos además será necesario tener un certificado de anticuerpos de rabia.

  • Lleva contigo todo lo que puedas necesitar (comida, comedero, bebedero, productos de higiene, su medicación habitual, juguetes, alguna manta que tenga su olor
  • Tienes que tener en cuenta la zona donde vas a viajar e informarte de a que parásitos va a estar expuesto tu animal . Nosotros podemos ayudarte en el protocolo a seguir.
  • Te recomendamos que antes del viaje no le des de comer por si se marea. En caso de que se mareé puedes informarte de los productos que hay en el mercado para estas situaciones.
  • Debemos informamos de los sistemas de retención y normas para viajar no será lo mismo ir en avión, que en coche…

Infórmate y prepara todo con antelación . ante cualquier duda o consulta ponte en contacto con nosotros.

 

Demencia senil en perros , ¿qué es?

¿Tu perro se ha empezado a comportar de forma extraña? ¿Le cuesta recordar sus rutinas? ¿Se muestra desorientado o confuso?

Puede que quizás tenga demencia canina. ¿Qué es la demencia senil en perros?

 

La demencia senil en perros, también conocida como el Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC), es un trastorno cognitivo en los perros asociado a unas consecuencias similares a las del Alzheimer en los humanos. Es una enfermedad relacionada con el envejecimiento del cerebro del perro, lo que conlleva cambios en su comportamiento y afecta principalmente a la memoria, el aprendizaje y la comprensión. La sintomatología de la demencia se da en el 50% de los perros de más de 11 años.

Se calcula que el 68 % de los perros padecerán demencia antes de los 15 años¹.

Existen muchos  síntomas de la demencia canina, que pueden variar de leves a más graves a medida que la enfermedad avanza. Los síntomas iniciales de la demencia senil en perros suelen ser leves, pero con el tiempo van empeorando. A continuación enumeramos algunos:

 

  • Desorientación y confusión: se pierde o se desorienta en lugares conocidos
  • Ansiedad
  • No recuerda rutinas, entrenamiento o reglas del hogar aprendidas anteriormente
  • Ya no responde a su nombre o a órdenes conocidas
  • Alta irritabilidad
  • Menos ganas de jugar
  • Deambula sin objetivo
  • Mirada perdida a la pared o ensimismamiento
  • Tarda más en aprender nuevas tareas
  • Falta de Limpieza
  • Pérdida del apetito
  • Cambios en el ciclo de sueño ( deambular por la casa de noche, etc )

 

Los signos tempranos de la demencia canina son difíciles de detectar. Suelen confundirse con un «solo se está haciendo viejo». Sin embargo, la detección temprana es muy importante y todos los dueños de perros tendrían que estar atentos a comportamientos similares a los síntomas mencionados anteriormente.

Ahora puedes beneficiarte  de nuestra campaña de .Prevención trastornos geriátricos

Gatos senior

En cada etapa de su vida, los gatos necesitan una atención diferente que contribuya a su bienestar. Pero, cuando el gato va envejeciendo ¿qué cambios se harían visibles?

El proceso de envejecimiento es un proceso individual y cada gato manifestará signos de envejecimiento en diferentes momentos. Sin embargo, en general, el gato comenzará a manifestar los primeros signos de envejecimiento a nivel celular a los siete años de edad, aunque no habrá ningún signo externo perceptible hasta los 12 años aproximadamente. A partir de este momento, las células de su cuerpo comienzan a ralentizar su funcionamiento y sus funciones corporales, incluido el corazón y el sistema inmunológico, comienzan a perder eficacia.

Los veterinarios clasifican la edad de los gatos del siguiente modo:

  • De 7 a 10 años, el gato es maduro
  • De 11 a 14 años, se considera sénior
  • A partir de 15 años, se clasifica como de edad avanzada

Aunque cada gato presenta diferentes signos de envejecimiento, hay algunos procesos comunes a todos los gatosSu sentido olfativo, gustativo y auditivo se vuelve menos agudo, lo que repercute en su apetito. El apetito también puede verse afectado por problemas dentales, como el desgaste, enfermedades de las encías ó la pérdida de piezas dentales. Una combinación de estos problemas puede conducir a una pérdida de peso.

Con el paso de los años, los gatos pierden flexibilidad articular, especialmente si sufren de osteoartritis, la cual puede ocasionarles mucho dolor y problemas de movilidad. La pérdida de flexibilidad también merma su capacidad de asearse correctamente, lo que a su vez afecta al pelaje y a la piel.

El pelaje puede volverse más blanco y perder calidad a medida que disminuye la producción de las glándulas sebáceas que son las que generan las grasas que nutren la piel. La respuesta inmune tiende a disminuir con la edad, con lo cual los gatos mayores son más vulnerables a las infecciones y las enfermedades. También se ven alterados varios procesos metabólicos, como la digestión, ya que la capacidad de procesar grasas y proteínas disminuye a medida que el gato envejece.

Los gatos senior pueden sufrir cambios de comportamiento como una disminución de la interacción o emitir sonidos en momentos de insociabilidad. Pueden dormir más, pero menos profundamente, lo que puede alterar sus hábitos y acabar provocando problemas de comportamiento.

Signos de enfermedad en gatos senior

A veces, estos signos no son solo consecuencia del envejecimiento, sino que pueden esconder un problema mayor.

Los gatos tienden a ocultar cualquier signo de enfermedad, y simplemente pueden indicar dolor limitando su movilidad en lugar de manifestar signos más evidentes como puede ser cojera ó quejándose. Esta particularidad de los gatos puede llegar a agravar la enfermedad existente. Por este motivo, si notas cualquier cambio, aunque sea sutil, en el comportamiento de tu gato, por ejemplo si no quiere comer o deja de saltar a su lugar favorito, llévalo al veterinario para que le haga una revisión.

Hay algunos signos habituales en los gatos senior que pueden indicar un problema subyacente:

  • Pérdida de apetito o de peso, lo que puede indicar un problema digestivo.
  • Aumento de la micción o de la sed: puede indicar problemas urinarios.
  • Rigidez, cojera o dificultad para levantarse, que pueden ser indicativo de problemas osteoarticulares.
  • Desorientación, ansiedad o comportamientos inusuales.

Acudir regularmente con tu gato sénior al veterinario, aumentará las posibilidades de detectar cualquier indicio de enfermedad. Para ponértelo más fácil  Clínica Veterinarium ha diseñado una campaña los meses de julio y agosto.

Para más información y citas ponte en contacto con nosotros.

 

Bibliografia : Royal canin

Consejos para cuidar a tu perro senior

Un perro entra al periodo de adulto desde el primer año de edad, y a partir de los 7 años en promedio, cambia de etapa de vida y se considera como un perro anciano o senior, etapa en la requerirá de mayores cuidados como los que te recomendamos a continuación.

 

Tal vez quieras seguir haciendo las mismas cosas y al mismo ritmo como jugar o salir a pasear, y aunque tú sientas las mismas ganas, él envejece más pronto. Se estima que por cada año de nosotros pasan siete en la vida de un perro. Así que eres tú quien debe adaptarse a su ciclo.

Ahora que sabes que todo cambia con tu compañero, infórmate sobre lo que ahora le hace un mayor bien a su salud. Consulta  a tu veterinario de confianza.

 

-Alimentación

Los alimentos especializados ayudan a que te perro senior continúe sus días con una gran calidad de vida. Existen alimentos destinados a los perros en este periodo de su vida.

 

-Lleva a tu perro a revisiones veterinarias.

Los perros adultos mayores tienden a ser más propensos de sufrir ciertas enfermedades como artritis o malestares del corazón y riñones, entre otros. Por tal motivo resulta fundamental acudir al menos dos veces al año con veterinario para realizarle chequeos médicos completos, considera realizar exámenes sanguíneos para detectar y prevenir enfermedades.

Además de las visitas al veterinario,  debes darle cuidados especiales para su salud. Cuando lo cepilles, revisa que no existan irregularidades en su pelo, piel, oídos, y asegúrate de que no tenga pulgas.

 

-Sácalo a pasear

Que su energía no sea la misma no significa que tu perro senior deba quedarse acostado todo el tiempo. Una rutina de ejercicio, a su ritmo, siempre ayudará a que sus músculos y huesos sigan siendo fuertes y sanos.

 

-Cuida sus dientes

Limpia sus dientes con cepillos especiales para ellos y si se te complica, también puedes optar por juguetes o premios que ayudan a limpiar sus dientes. Recuerda que su dentadura puede perder fuerza, por lo que es indispensable su higiene evitando que en un futuro no pueda morder o masticar adecuadamente sus alimentos.

 

-Necesita un buen descanso

Para los perros senior el descanso es muy importante, y también más frecuente. Permite que sus siestas sean relajantes y piensa en espacios tranquilos y silenciosos para colocar una cama o cojín especial para su reposo.

 

-El juego es importante

Aun cuando se lleguen a una edad para considerarse como perros maduros, su espíritu curioso y ganas de jugar siempre se pueden despertar. Foméntalo en tu mascota para mantenerlo alegre y que sepa que tienes interés en él. Existen ciertos juguetes especiales para los perros adultos mayores, generalmente son más suaves.

A un perro siempre le van a gustar los cariños y las atenciones hacia a él, pero cuando sea un perro senior darle aún más amor puede ayudar a prevenir enfermedades o depresión, además de que a ti, también te hará mucho más feliz verlo bien.

Pide tu cita

Alergias de la piel en gatos

Síntomas de alergias en los gatos

La piel de tu gato es el mayor indicador de si está sufriendo una alergia. Cuando acaricias a tu gato, podrías notar pequeñas costras; también podrías observar en su piel zonas amplias relativamente planas que estuvieran enrojecidas o parecieran inflamadas, o lesiones en la cara, el abdomen o la parte externa de los muslos. Los gatos con alergias sienten picores y se rascan con frecuencia, a veces en exceso, y también podrían asearse de forma exagerada para intentar aliviar cualquier molestia. En consecuencia, podrían observarse zonas con pelo dañado, pelos que se rompen con facilidad o una pérdida de pelo.

¿Por qué es tan difícil determinar la alergia de un gato?

La alergia de un gato puede tener tres causas principales: pulgas, algo de su dieta o alérgenos de su entorno. Determinar cuál de estos factores está causando una reacción alérgica es complicado y el veterinario tendrá que llevar a cabo un proceso de eliminación para averiguar cuál de ellos provoca los síntomas en tu gato.

¿Qué hará el veterinario para identificar la alergia de mi gato?

Lo primero que hará el veterinario será establecer si existe alguna otra causa que esté provocando los síntomas de tu gato que no sea una reacción alérgica. Muchos de los síntomas que muestra un gato con alergias son similares a los causados por infecciones parasitarias, infecciones micóticas, como la tiña, e incluso problemas de comportamiento. El veterinario deberá descartar todo esto antes de empezar a tratar la alergia.

Si lo considera necesario, el veterinario le pondrá a tu gato un tratamiento contra las pulgas. Los gatos pueden desarrollar hipersensibilidad a las picaduras de pulgas, lo que hará que se rasquen con fuerza, provocándose costras o lesiones. El veterinario te indicará que utilices un potente tratamiento antipulgas y que espulgues a cualquier otro animal que tengas en casa, además de tomar otras precauciones, como limpiar con frecuencia el entorno de tu gato.

Si el gato sigue teniendo una reacción alérgica después de este tratamiento, el veterinario puede prescribirle una dieta de exclusión para descartar una posible alergia a un alimento. Esta dieta dura aproximadamente ocho semanas; si los síntomas del gato desaparecen durante ese plazo, el veterinario le dará al gato su alimento original pero, si los síntomas reaparecen, llegarán a la conclusión de que el animal es sensible a un elemento de esta dieta.

Si el proceso de la dieta de exclusión no tiene éxito, es probable que el gato esté sufriendo una alergia que requiera medicamentos recetados.

El impacto de la dieta en la alergia del gato

La dieta de los gatos tiene un impacto directo sobre su piel, el órgano más grande de su cuerpo. Un alimento diseñado específicamente para gatos con piel hipersensible puede ayudar a limitar cualquier reacción adversa a los alimentos y ayudarlos a desarrollar una buena salud de la piel.

Estos alimentos tienen proteínas y carbohidratos elegidos especialmente por su menor probabilidad de causar una reacción alérgica en el gato; son alimentos muy digeribles y es posible que no se usen habitualmente en la mayoría de los alimentos industriales. El alimento también puede aportar ácidos grasos omega 3 de cadena larga, que ayudan a controlar cualquier alteración cutánea (como puede ser la inflamación), y biotina, niacina y ácido pantoténico, que ayudan a prevenir la deshidratación y refuerzan la función barrera de la piel del gato.

Si aprecias alguno de los signos de reacción alérgica en tu gato, consulta con tu veterinario. Juntos, tomaréis medidas para conseguir una óptimo estado de salud en tu gato y mejorar la calidad de su piel y pelaje

Fuente : Royal canin

Lo perros y el sol

El sol no sólo es bueno para las personas, sino también lo son para los perros.

¿Tu perro se pasa el día tumbado al sol? Los perros saben instintivamente que los rayos del sol son buenos para ellos, y la serotonina, la llamada “hormona de la felicidad” es la responsable.

Esta hormona reduce la depresión y los sentimientos de soledad. Además, los rayos solares fortalecen el sistema inmunológico de tu perro. Si tu mascota prefiere acostarse perezosamente al sol, es por la melatonina, ya que la luz del sol también aumenta la liberación de esta hormona del sueño. No obstante, asegúrate de que tu mascota no se exceda, ya que el exceso de sol puede no ser tan beneficioso para él.

 

El sol y la vitamina D

La vitamina D es clave para nuestra salud. Los humanos cubren la mayoría (alrededor del 90%) de su demanda de vitamina D a través de la luz solar. El elemento UVB de la luz solar es responsable de producir vitamina D3. Aunque no hay pruebas, se cree que los perros, como muchos otros vertebrados, obtienen vitamina D a través de los rayos solares en su piel.

¿Por qué la vitamina D es tan importante para tu mascota? La vitamina D ayuda a absorber el calcio y el fósforo en el intestino. Esto significa que tomar el sol, de manera responsable, también ayuda a combatir la pérdida ósea en tu perro.

Por otro lado, se ha encontrado una conexión entre la falta de vitamina D y la obesidad, la inflamación crónica, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, autoinmunes y neurológicas (depresión y demencia) en humanos. Se desconoce si estos hallazgos se pueden aplicar o no a los perros. Sin embargo, una cosa es segura: la vitamina D es fantástica para la salud. Mientras que tu compañero peludo disfruta de una siesta moderada o camina al sol, seguramente estará contribuyendo a su salud general.

Es importante tener saber que algunas razas de perros como, por ejemplo,  las que no poseen pelo necesitan protección solar para tomar el sol. Consulta con tu veterinario la indicada para tu mejor amigo.

 

Las altas temperaturas pueden causar problemas a su mascota .

Las altas temperaturas  pueden causar problemas a su mascota .

Es  especialmente relevante  porque al no tener glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, únicamente pueden regular su temperatura corporal mediante los jadeos, y eliminar el sudor a través de las almohadillas de sus patas, proceso que de por sí es lento.

Esto provoca que, si su temperatura corporal aumenta considerablemente, pueda presentar un golpe de calor.

Síntomas del golpe de calor

.

Principales síntomas: 

 

  • La aceleración del ritmo cardiaco, acompañada de jadeos con presencia de babas, y de una respiración rápida y nerviosa.
  • Puede aumentar su temperatura corporal a más de 42°C.
  • Se produce una disminución de azúcar y sales en su cuerpo, que se puede manifestar mediante la presencia de temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio. En algunos casos, también puede tener vómitos y diarrea.
  • Sus mucosas y encías pueden adquirir un color azuladodebido a la falta de oxigenación en sangre.
  • En casos más graves puede llegar a perder la conciencia, y sufrir daños mayorestales como hemorragias, insuficiencia renal o hepática, daño cerebral, e incluso fallo en varios órganos.

Para calmar una sensación de calor común  bastará con descanso en un lugar fresco y mantenerse bien hidratado.

Si observas síntomas y tu animal ha estado expuesto a un calor excesivo acuda rápidamente a su veterinario. No obstante, mientras llegas a la clínica veterinaria, dale los siguientes primeros auxilios:

  • El primer objetivo es disminuir su temperatura corporal,para ello mójalo continuamente con agua (ni fría, ni caliente). No lo cubras con toallas, ni lo bañes con agua helada o le pongas hielos, a menos que lo indique el veterinario.
  • Procura que beba agua despacito .

 

Recuerda, el golpe de calor en mascotas es una situación importante y delicada que no puedes dejar pasar, recuerda estar muy atento a tu mascota y al presentar alguno de los síntomas que te mencionamos, actúa rápido y lleva tu amigo al veterinario.

 

El color de las encías de tu perro nos habla de su estado de salud

 

El color de las encías ( mucosas ) en perros nos indican cual es la salud de nuestro amigo. Hay que estar atentos a cualquier cambio en ellas y sobre todo si representan algún síntomas más.

Las encías de un perro que no tiene ningún problema de salud suelen ser de color rosado. Sólo algunas razas de perros, como los Chow Chow, los Akita Inu o los Shar Pei presentan unas encías, lengua y labios más bien azulado-negruzcos de forma natural, aunque no sufran ninguna patología.

  • Si tu perro tiene un color blanquecino o pálido en las encías es posible que padezca varios problemas de salud:
  • Anemia: en esta enfermedad hay una disminución en el número de glóbulos rojos (hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales. En consecuencia, las encías no reciben una buena perfusión sanguínea (es decir, hay una mala circulación), provocando este color blanquecino o pálido. En ocasiones, la pérdida de sangre puede ser interna y, por ende, difícil de detectar por el propietario.
  • Estado de shock: un estado de shock también provocará las encías pálidas en perros debido a una mala perfusión sanguínea. El estado de shock puede estar ocasionado por varias causas: deshidratación (no solo por el calor, sino también por una gastroenteritis secundaria a una intoxicación), un fuerte trauma u otros factores que hayan provocado un cambio brusco en la presión o perfusión sanguínea.

En ambos casos, es importante acudir al veterinario cuanto antes para examinar y determinar la causa de las encías blancas o pálidas del perro.

  • Las encías amarillas en los perros suelen indicar que el can quizás sufre dos afecciones:
  • Ictericia: anomalía en el color de la piel y las mucosas debida a un aumento de la bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillo producido por el cuerpo que cuando alcanza niveles muy altos se vierte en el flujo sanguíneo y provoca este color amarillento de la piel. Suele estar causado por trastornos hepáticos, renales, infecciones o enfermedades graves.
  • Anemia hemolítica: trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen antes de lo normal.

En ambos casos hay que ir cuanto antes al veterinario para que examine al perro.

  • Las encías rojas, puede indicar que sufre varias afecciones, como:
  • Deshidratación por un golpe de calor: las altas temperaturas pueden provocar que tu perro esté sufriendo un golpe de calor. De ser así, sus encías estarán pálidas/blancas, como hemos comentado anteriormente, o bien de un color rojo intenso.
  • Sepsis: pueden presentarse encías rojas en perros a causa de una infección sanguínea.
  • Gingivitis: si las encías, además de enrojecidas, están inflamadas es muy probable que tu can sufra gingivitis o inflamación de las encías. Esta afección, a diferencia de las encías rojas provocadas por un golpe de calor, se produce a lo largo del tiempo y no de forma repentina, y es consecuencia de una mala higiene bucodental, una alimentación incorrecta y/o problemas genéticos. Suele ir acompañada de acumulación de placa bacteriana en los dientes.

Si tu can tiene las encías rojas por un golpe de calor o sepsis debes acudir inmediatamente al veterinario para que reciba atención médica ya que su vida puede correr peligro.

  • Las encías azules o violáceas, también denominadas cianóticas en la terminología médica, son muy peligrosas, ya que indican que falta oxígeno en la sangre, causando problemas respiratorios y otros asociados a estos, como el edema de pulmón, la insuficiencia cardíaca, etc.

En este caso debes acudir urgentemente al centro veterinario para que examinen y traten a tu perro cuanto antes ya que su vida puede estar en peligro.

  • Las encías negras en perros indican claramente que el can está enfermo. Como hemos dicho al principio del artículo, es importante no confundir las manchas negras que pueda presentar tu perro en la boca debido a su raza (característica permanente) con encías oscurecidas consecuencia de una patología (característica temporal). Las encías grises o negras pueden estar causadas por varios motivos:
  • Enfermedad periodontal: afección bucal que daña el conjunto de tejidos que envuelven y refuerzan los dientes, especialmente las encías y huesos de las mandíbulas. Las encías no reciben una correcta irrigación sanguínea y se oscurecen. Además de dichos síntomas, esta enfermedad también suele ir acompañada de halitosis (mal aliento), inflamación de las encías, hipersalivación, presencia de pus, encías que sangran al tacto, dolor o dificultad para comer con normalidad, piezas dentales flojas, fístulas oronasales y abscesos.
  • Tumores periodontales: los tumores localizados en el periodonto, que es la zona que envuelve el diente compuesta por varios tejidos, pueden provocar mala irrigación sanguínea en las encías y ennegrecerlas.

Las encías ennegrecidas u oscuras son un claro síntoma de alarma e indican que el perro necesita acudir a urgencias veterinarias en seguida.

 

Ante cualquier síntoma o cambio de color en las encías de su compañero acuda a su veterinario.

 

Fuente : purina (editado)

Identificación animal en la Comunidad de Madrid

La identificación de perros y gatos tiene carácter obligatorio en todo el territorio de la Comunidad de Madrid.

El Registro de Identificación de Animales de Compañía facilita el control, recuperación de animales perdidos, control sanitario, así como estudios estadísticos y epidemiológicos

Todo perro o gato residente en la Comunidad de Madrid deberá estar identificado y censado, en el plazo máximo de tres meses contados a partir de la fecha de su nacimiento o un mes después de su adquisición. Dicha identificación será efectuada por un veterinario oficial o privado colaborador, con ejercicio profesional en la Comunidad de Madrid, mediante la implantación en el animal de un Código establecido.

Los veterinarios actuantes, accederán con su certificado de firma electrónica al Registro de Identificación de Animales de Compañía e introducirán las altas de los datos de los animales a los que se ha identificado. Este servicio permite, además, el posterior mantenimiento de los datos del registro del animal, por parte del propio interesado con su certificado (modificar datosdar de baja al animal, o realizar un cambio de propietario).

Si en el momento de adquirir el animal estuviera censado por su anterior propietario, el nuevo poseedor deberá darse de alta como tal, a través de los veterinarios oficiales

En el caso de estar el animal identificado mediante sistema distinto al aquí establecido se procederá como si dicha identificación no existiera.

Pide tu cita

 

Meses de mayo y junio – estamos de campaña https://clinicaveterinarium.es/vacuna-antirrabica-e-identificacion/

 

Enfermedades transmitidas por garrapatas

La desparasitación  externa de nuestras mascotas  es importante; además de por motivos higiénicos por razones de salud. Y es que los parásitos, como por ejemplo las garrapatas, son transmisores de enfermedades.

 

En este post nos vamos a centrar en las enfermedades que transmiten las garrapatas.

Las garrapatas son parásitos que se alimentan de la sangre de nuestros animales ; son vectores de enfermedades infecciosas, transmisoras de tifus o enfermedad de Lyme. Tienen ocho patas que usan para fijarse a la piel del animal al que parasitan, perforan la primera capa de piel y succionan la sangre. Durante el tiempo en que la garrapata permanece fijada a la piel del animal alimentándose de este es cuando se produce la transmisión de la enfermedad.

 

¿Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas a los perros?

 

Estas son algunas de las enfermedades que estos parásitos pueden transmitir a nuestros perros y gatos:

  • Anaplasmosis. Es una enfermedad asintomática, es decir, los animales que la sufren no manifiestan signos clínicos. En caso que estos existan, los más habituales son fiebre, letargo, falta de apetito, diarrea…
  • Babesiosis. Similar a la malaria. En caso de presentarse síntomas, los que existirán con más frecuencia son anemia hemolítica, hematuria, depresión, mucosas pálidas, anorexia, vómitos, debilidad, ictericia, linfadenopatía y edema perioorbital.

En casos parasitación grave en animales muy jóvenes, en función de la gravedad del caso clínico, la Babesia puede llegar a originar la muerte del animal.

  • Erliquiosis o ehrlichiosis. Afecta al sistema inmunitario de los perros, produce cuadros de anemia (más o menos leve, en función del grado) y afecta a la médula ósea.

Estos son algunos de los signos que pueden manifestar los pacientes que sufren Erliquiosis:

      • Cambios en el estado de ánimo, pérdida de apetito.
      • Letargo y descoordinación.
      • Hemorragias y convulsiones espontáneas.
      • Inflamación de los ganglios.
      • Problemas respiratorios.
      • Fiebre, sangrado nasal (Epistaxis), Uveítis.

La Erliquia se diagnostica a través de una analítica de sangre

  • Enfermedad de Lyme. denominada Borreliosis Canina.La causa la espiroqueta Borrelia burdogferi y es transmitida por garrapatas del género Ixodes. Es una enfermedad relativamente poco conocida (fue detectada y descrita en perros por primera vez apenas hace una década) y puede afectar el sistema nervioso central del paciente infectado. En casos graves y crónicos, el pronóstico será reservado.Los síntomas son depresión, fiebre, anorexia, dolor articular, además de dolor generalizado y cojera intermitente, También puede existir (aunque menos frecuentemente) efusión abdominal (es decir, presencia de líquido libre en abdomen) y linfadenopatía.

 

  • Entre otras enfermedades

 

¿Es peligroso el contagio a través de la picadura de garrapata?

 

Algunas de las enfermedades que se producen por el contagio mediante picadura de garrapatas son graves, incluso mortales; además existe el peligro de su trasmisión a humanos. El control de las garrapatas y otros parásitos externos (pulgas, mosquitos, piojos…) e internos se realiza a través de la desparasitación, o sea, la administración de productos y fármacos que los eliminan.

En caso de cualquier duda o de necesitar un asesoramiento en cuanto a desparasitación externa pídanos cita .