Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Alergias de la piel en gatos

Síntomas de alergias en los gatos

La piel de tu gato es el mayor indicador de si está sufriendo una alergia. Cuando acaricias a tu gato, podrías notar pequeñas costras; también podrías observar en su piel zonas amplias relativamente planas que estuvieran enrojecidas o parecieran inflamadas, o lesiones en la cara, el abdomen o la parte externa de los muslos. Los gatos con alergias sienten picores y se rascan con frecuencia, a veces en exceso, y también podrían asearse de forma exagerada para intentar aliviar cualquier molestia. En consecuencia, podrían observarse zonas con pelo dañado, pelos que se rompen con facilidad o una pérdida de pelo.

¿Por qué es tan difícil determinar la alergia de un gato?

La alergia de un gato puede tener tres causas principales: pulgas, algo de su dieta o alérgenos de su entorno. Determinar cuál de estos factores está causando una reacción alérgica es complicado y el veterinario tendrá que llevar a cabo un proceso de eliminación para averiguar cuál de ellos provoca los síntomas en tu gato.

¿Qué hará el veterinario para identificar la alergia de mi gato?

Lo primero que hará el veterinario será establecer si existe alguna otra causa que esté provocando los síntomas de tu gato que no sea una reacción alérgica. Muchos de los síntomas que muestra un gato con alergias son similares a los causados por infecciones parasitarias, infecciones micóticas, como la tiña, e incluso problemas de comportamiento. El veterinario deberá descartar todo esto antes de empezar a tratar la alergia.

Si lo considera necesario, el veterinario le pondrá a tu gato un tratamiento contra las pulgas. Los gatos pueden desarrollar hipersensibilidad a las picaduras de pulgas, lo que hará que se rasquen con fuerza, provocándose costras o lesiones. El veterinario te indicará que utilices un potente tratamiento antipulgas y que espulgues a cualquier otro animal que tengas en casa, además de tomar otras precauciones, como limpiar con frecuencia el entorno de tu gato.

Si el gato sigue teniendo una reacción alérgica después de este tratamiento, el veterinario puede prescribirle una dieta de exclusión para descartar una posible alergia a un alimento. Esta dieta dura aproximadamente ocho semanas; si los síntomas del gato desaparecen durante ese plazo, el veterinario le dará al gato su alimento original pero, si los síntomas reaparecen, llegarán a la conclusión de que el animal es sensible a un elemento de esta dieta.

Si el proceso de la dieta de exclusión no tiene éxito, es probable que el gato esté sufriendo una alergia que requiera medicamentos recetados.

El impacto de la dieta en la alergia del gato

La dieta de los gatos tiene un impacto directo sobre su piel, el órgano más grande de su cuerpo. Un alimento diseñado específicamente para gatos con piel hipersensible puede ayudar a limitar cualquier reacción adversa a los alimentos y ayudarlos a desarrollar una buena salud de la piel.

Estos alimentos tienen proteínas y carbohidratos elegidos especialmente por su menor probabilidad de causar una reacción alérgica en el gato; son alimentos muy digeribles y es posible que no se usen habitualmente en la mayoría de los alimentos industriales. El alimento también puede aportar ácidos grasos omega 3 de cadena larga, que ayudan a controlar cualquier alteración cutánea (como puede ser la inflamación), y biotina, niacina y ácido pantoténico, que ayudan a prevenir la deshidratación y refuerzan la función barrera de la piel del gato.

Si aprecias alguno de los signos de reacción alérgica en tu gato, consulta con tu veterinario. Juntos, tomaréis medidas para conseguir una óptimo estado de salud en tu gato y mejorar la calidad de su piel y pelaje

Fuente : Royal canin

El color de las encías de tu perro nos habla de su estado de salud

 

El color de las encías ( mucosas ) en perros nos indican cual es la salud de nuestro amigo. Hay que estar atentos a cualquier cambio en ellas y sobre todo si representan algún síntomas más.

Las encías de un perro que no tiene ningún problema de salud suelen ser de color rosado. Sólo algunas razas de perros, como los Chow Chow, los Akita Inu o los Shar Pei presentan unas encías, lengua y labios más bien azulado-negruzcos de forma natural, aunque no sufran ninguna patología.

  • Si tu perro tiene un color blanquecino o pálido en las encías es posible que padezca varios problemas de salud:
  • Anemia: en esta enfermedad hay una disminución en el número de glóbulos rojos (hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales. En consecuencia, las encías no reciben una buena perfusión sanguínea (es decir, hay una mala circulación), provocando este color blanquecino o pálido. En ocasiones, la pérdida de sangre puede ser interna y, por ende, difícil de detectar por el propietario.
  • Estado de shock: un estado de shock también provocará las encías pálidas en perros debido a una mala perfusión sanguínea. El estado de shock puede estar ocasionado por varias causas: deshidratación (no solo por el calor, sino también por una gastroenteritis secundaria a una intoxicación), un fuerte trauma u otros factores que hayan provocado un cambio brusco en la presión o perfusión sanguínea.

En ambos casos, es importante acudir al veterinario cuanto antes para examinar y determinar la causa de las encías blancas o pálidas del perro.

  • Las encías amarillas en los perros suelen indicar que el can quizás sufre dos afecciones:
  • Ictericia: anomalía en el color de la piel y las mucosas debida a un aumento de la bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillo producido por el cuerpo que cuando alcanza niveles muy altos se vierte en el flujo sanguíneo y provoca este color amarillento de la piel. Suele estar causado por trastornos hepáticos, renales, infecciones o enfermedades graves.
  • Anemia hemolítica: trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen antes de lo normal.

En ambos casos hay que ir cuanto antes al veterinario para que examine al perro.

  • Las encías rojas, puede indicar que sufre varias afecciones, como:
  • Deshidratación por un golpe de calor: las altas temperaturas pueden provocar que tu perro esté sufriendo un golpe de calor. De ser así, sus encías estarán pálidas/blancas, como hemos comentado anteriormente, o bien de un color rojo intenso.
  • Sepsis: pueden presentarse encías rojas en perros a causa de una infección sanguínea.
  • Gingivitis: si las encías, además de enrojecidas, están inflamadas es muy probable que tu can sufra gingivitis o inflamación de las encías. Esta afección, a diferencia de las encías rojas provocadas por un golpe de calor, se produce a lo largo del tiempo y no de forma repentina, y es consecuencia de una mala higiene bucodental, una alimentación incorrecta y/o problemas genéticos. Suele ir acompañada de acumulación de placa bacteriana en los dientes.

Si tu can tiene las encías rojas por un golpe de calor o sepsis debes acudir inmediatamente al veterinario para que reciba atención médica ya que su vida puede correr peligro.

  • Las encías azules o violáceas, también denominadas cianóticas en la terminología médica, son muy peligrosas, ya que indican que falta oxígeno en la sangre, causando problemas respiratorios y otros asociados a estos, como el edema de pulmón, la insuficiencia cardíaca, etc.

En este caso debes acudir urgentemente al centro veterinario para que examinen y traten a tu perro cuanto antes ya que su vida puede estar en peligro.

  • Las encías negras en perros indican claramente que el can está enfermo. Como hemos dicho al principio del artículo, es importante no confundir las manchas negras que pueda presentar tu perro en la boca debido a su raza (característica permanente) con encías oscurecidas consecuencia de una patología (característica temporal). Las encías grises o negras pueden estar causadas por varios motivos:
  • Enfermedad periodontal: afección bucal que daña el conjunto de tejidos que envuelven y refuerzan los dientes, especialmente las encías y huesos de las mandíbulas. Las encías no reciben una correcta irrigación sanguínea y se oscurecen. Además de dichos síntomas, esta enfermedad también suele ir acompañada de halitosis (mal aliento), inflamación de las encías, hipersalivación, presencia de pus, encías que sangran al tacto, dolor o dificultad para comer con normalidad, piezas dentales flojas, fístulas oronasales y abscesos.
  • Tumores periodontales: los tumores localizados en el periodonto, que es la zona que envuelve el diente compuesta por varios tejidos, pueden provocar mala irrigación sanguínea en las encías y ennegrecerlas.

Las encías ennegrecidas u oscuras son un claro síntoma de alarma e indican que el perro necesita acudir a urgencias veterinarias en seguida.

 

Ante cualquier síntoma o cambio de color en las encías de su compañero acuda a su veterinario.

 

Fuente : purina (editado)

Gatos y su territorio

Como seguro que sabrás si compartes tu vida con un gato, los felinos son animales muy territoriales y de costumbres: tendrán bien delimitadas unas zonas para comer, dormir, etc., y será difícil que salgan de ahí. De hecho, un cambio en su territorio o lugar de residencia puede provocarles un fuerte estrés. Al igual que un cambio dentro de su territorio como mobiliario, etc.

Los gatos establecen un vínculo afectivo con el espacio en el que viven, de modo que lo marcan para organizarlo, orientarse e informar a otros animales.
Aunque sean invisibles a tus ojos e indetectables para tu nariz, tu casa seguramente estará llena de marcas olfativas (que dejan al rozar con la barbilla, cabeza, costados…) y visuales (como arañazos) que tu gato utiliza para marcar sus áreas. Otras marcas sí pueden hacerse más evidentes, como, por ejemplo, el marcaje con orina: para evitarlo, esteriliza a tu gato o gata.
Es normal que, ante cualquier cambio el gato reaccione ,se estrese, incluso pueda enfermar. Cabe destacar, que  hay animales mucho más sensibles que otros y esto habrá que tenerlo en cuenta.

Pide consejo a tu veterinario ante cualquier  cambio que vayas a realizar.

 

Fuente: advance  (modificado)

Dermatitis por picadura de pulga (DAPP) en gatos

Uno de los problemas más comunes que pueda padecer tu gato y, sobre todo si sale al exterior, es la dermatitis por  picadura de pulga (DAPP).

La dermatitis alérgica por picadura de pulga es una patología de la piel producida por antígenos de la saliva que deposita la pulga al alimentarse. La alergia a pulgas puede afectar tanto a  perros como a  gatos.

Un gato alérgico a las picaduras de pulga posee un sistema inmune que se altera ante la succión de sangre provocada por una pulga (concretamente el alérgeno es la saliva de la pulga), poniendo en marcha un complejo mecanismo tan fisiológico como patológico.

Los síntomas principales de esta reacción alérgica son los siguientes:

-Lamido excesivo

-Alopecia causada por lamido excesivo

-Piel con costras

-Zonas de descamación

-Intenso picor

-La alopecia suele aparecer cuando la reacción alérgica se ha dado varias veces.

El diagnóstico de la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas se realizará principalmente a través de la historia clínica y la exploración.

La base del tratamiento consistirá en eliminar  las pulgas de los gatos  para reducir así las reacciones alérgicas, no obstante, también se implementará un tratamiento tópico .

Es muy importante destacar que la alergia no se cura .La clave es el control de las pulgas; para ello consulta con tu veterinario y  él te dirá cual es la mejor opción para mantener alejadas a las pulgas de tu animal.

.

 

 

 

La importancia de la higiene dental en perros

Igual que ocurre con los humanos, la higiene dental en los perros es de suma importancia.

Cabe destacar que  una mala higiene oral puede provocar la pérdida de algunas piezas dentales o el desarrollo de infecciones en las encías que se trasladen luego a órganos vitales mediante el torrente sanguíneo.

Un perro que sufre dolor en la boca porque sus encías están infectadas debido a la acumulación de sarro, o bien no puede masticar correctamente porque tiene algunas piezas dentales debilitadas (o, incluso, se le han caído) es un perro que evitará masticar ciertos alimentos. Eso afectará gravemente a su nutrición y a su salud general. Además, estará más expuesto a infecciones iniciadas en la boca.

El sarro es el causante de la mayoría de los problemas bucales de los perros. Para que se forme el sarro, antes tiene que existir una acumulación de placa bacteriana.  Se llama placa bacteriana a una acumulación de microorganismos que pueden adherirse o depositarse sobre las paredes de los dientes. La placa dental se forma en la superficie de las piezas dentales y en las encías, y difícilmente puede observarse porque tiene un color blanco-amarillo. Se elimina principalmente con el arrastre del cepillo dental.  Una mala higiene dental en perros puede provocar que la placa persista durante demasiado tiempo sobre la superficie de los dientes, endurecerse y calcificarse. Cuando esto ocurre se convierte en sarro. No se puede eliminar simplemente cepillándole los dientes al perro y requiere, por lo general, de un veterinario con las herramientas adecuadas.

La limpieza dental en perros

La limpieza dental en perros es la forma más eficaz de eliminar el sarro y el , el proceso de limpieza dental consiste, inicialmente, en la eliminación del sarro y la placa adherida a la superficie de los dientes mediante un equipo de ultrasonidos que garantiza la integridad de las piezas dentales a la vez que elimina en profundidad cualquier resto de suciedad. A continuación se procede al pulido de los dientes mediante una fresa especial que elimina la placa bacteriana y devuelve a los dientes el aspecto sano que deben tener. Una vez terminado todo el proceso, se mantiene al perro en observación hasta que se despierta de la sedación, bajo la atenta supervisión de un veterinario.

¿Se necesita sedación? La limpieza dental en perros no es una técnica que pueda practicarse sin ella.

Ningún perro se dejaría hacer una intervención en la boca sin estar sedado,

Síntomas de que tu perro necesita una limpieza dental

Estos son algunos de los principales síntomas que pueden conducirte a pensar que tu perro necesita una limpieza dental:

– Encías inflamadas

– Mal aliento

– Sangre en la boca y en la saliva

– Dificultad a la hora de comer

– Quistes o bultos en la boca

Si adviertes cualquiera de estos síntomas, acude siempre a tu veterinario para que evalúe el estado bucal de tu perro y te recomiendo el mejor tratamiento.

Cómo mantener una buena higiene dental

La clave para mantener una correcta higiene dental en perros es prácticamente la misma que en personas, pero con algunos matices.

  • Cepillado: En realidad, el cepillado diario es el método más eficaz para evitar la acumulación de placa y la formación de sarro. Ahora bien, no es tan sencillo que un perro se deje limpiar los dientes. A la mayoría no les gusta o no están acostumbrados.
  • Huesos dentales para perros: son huesos que, además de ser un premio para el perro (una golosina canina) sirven para eliminar la acumulación de placa, la formación de sarro y combaten el mal aliento.

 

Ahora puedes beneficiarte de nuestra  Campaña limpieza de boca

Para más información y citas ponte en contacto con nosotros

 

Fuente : nutro ( editado)

 

 

Cuerpos extraños gastrointestinales: endoscopia

Los perros y los gatos pueden ingerir  un objeto, huesos, ect que, tras descender por el esófago, puede quedar atrapado en el estómago o el intestino debido a su tamaño. En estos casos se dice que el animal presenta un cuerpo extraño gastrointestinal.

Por lo general, es necesario administrar con urgencia un tratamiento de soporte con medicamentos y extraer el objeto mediante cirugía o con un endoscopio para evitar la obstrucción o la perforación del tubo digestivo.

Los síntomas que puede mostrar un animal que ha tragado  un cuerpo extraño son muy variables y pueden ir desde la ausencia total de síntomas hasta el letargo y el shock originados por la obstrucción intestinal o por la perforación del estómago o del intestino y la consiguiente peritonitis.

Si no existe irritación del estómago ni obstrucción intestinal, no se suelen apreciar síntomas. Los síntomas habituales del perro o el gato que ha ingerido un cuerpo extraño son náuseas, vómito agudo de alimento o bilis, pérdida de apetito y letargo. Los vómitos son el síntoma más habitual pero algunos animales, en un primer momento, pueden manifestar únicamente una pérdida parcial o total del apetito (anorexia) o letargo. Si el objeto es grande y no puede pasar al intestino, puede permanecer alojado en el estómago durante mucho tiempo y, en ese caso, el perro puede sufrir vómitos crónicos de manera intermitente.

Os dejamos un enlace a nuestro canal donde mostramos la extracción de un cuerpo extraño

 

https://www.youtube.com/watch?v=89Z4Q8nBgk0

 

Fuente: Zoetis ( editada)

Parovirus en perros

El parvovirus en perros  es una enfermedad viral altamente contagiosa. 

¿Qué es el parvovirus canino?

El parvovirus canino es altamente contagioso y es producto de un virus resistente, que se encuentra en el ambiente externo. Causa gastroenteritis grave. En los cachorros jóvenes, el parvovirus canino coloniza las células del tracto digestivo, porque estas se renuevan a gran velocidad.

El parvovirus canino puede ser fatal y es una enfermedad que continúa afectando a la población de cachorros.

¿Cuáles son los síntomas del parvovirus canino?

Un cachorro o un perro con parvovirus canino presentará una variedad de síntomas diferentes. Siempre debes estar atento a lo siguiente:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Diarrea (posiblemente, con sangre)
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Pérdida de peso grave

¿Cuál es la causa del parvovirus canino?

Un perro infectado con parvovirus canino contagia una gran cantidad de él a través de sus heces. Se puede transmitir mediante cualquier humano, animal u objeto que entre en contacto con las heces de un animal infectado.

La enfermedad en sí es extremadamente difícil de eliminar de un entorno externo, como las perreras o los criaderos de cachorros.

El parvovirus canino se puede prevenir mediante la vacunación. Los cachorros suelen comenzar un programa de vacunación a la edad de seis a ocho semanas.

¿Qué debo hacer si creo que mi cachorro sufre de parvovirus canino?

Si tu cachorro comienza a presentar algún síntoma de parvovirus canino, debes consultar a un veterinario de inmediato.

 

Estreñimiento en perros

El estreñimiento en perros es un problema digestivo que puede considerarse como frecuente o común. Sin embargo, esta dificultad para eliminar las heces es una complicación que no puedes tomar a la ligera.

Los síntomas de estreñimiento en perros más comunes:

  • Abdomen tenso.
  • Heces duras, secas y pequeñas.
  • Esfuerzo (puede confundirse con dificultad para orinar).
  • Falta de apetito (ocasionalmente).
  • Postura encorvada.

 

Las posibles causas del estreñimiento en perros incluyen:

  • Deshidratación.
  • No hay suficiente o demasiada fibra en su dieta.
  • Tragar hierba.
  • Estilo de vida sedentario.
  • Ingestión de cabello.
  • Tumores cerca de la región pélvica.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Trastorno neurológico.
  • Cuerpo extraño (ingestión de un objeto que causa una obstrucción en el tracto gastrointestinal, aunque es probable que notes otros signos clínicos preocupantes, como inapetencia o molestias abdominales graves antes de notar estreñimiento).

Si tu perro se constipa regularmente, habla con tu veterinario para averiguar si hay una causa subyacente que pueda abordarse.

 

Recomendamos consultar siempre con tu veterinario las posibles soluciones para aliviar la angustia de tu perro.

 

-Mucha agua

Asegúrate de que tu perro tenga acceso a agua fresca. Los síntomas del estreñimiento en perros pueden aliviarse si te aseguras de que tu cachorro se hidrate lo suficiente. A veces, puedes encontrar que usar alimento húmedo en lugar de alimento seco puede ayudar.

 

-Ejercicio

Hacer que todo el cuerpo se mueva, también activará los intestinos de tu perro, y no tienes que instituir una rutina aburrida de caminar por la calle para que se muevan.

 

-Mantengan un horario de alimentación regular

Organizar los hábitos alimenticios de tu perro también puede ayudar a regular sus heces. Una frecuencia de alimentación regular (dos o tres comidas diarias) puede funcionar.

 

¿Qué evitar cuando tu perro está estreñido?

 

Hay muchos consejos falsos en línea sobre remedios caseros y tratamientos para el estreñimiento de perros. Es importante comprender que siempre debes hablar con tu veterinario antes de administrar cualquier remedio a tu perro.

 

Enemas

Los enemas solo deben ser administrados por el veterinario y no en casa. El riesgo de lesiones o incluso de toxicidad es considerable.

 

Leche

Debido a que muchos perros son intolerantes a la lactosa, algunas personas afirman que la leche es un buen tratamiento en el hogar para el estreñimiento en perros al actuar como laxante. Sin embargo, la leche puede causar diarrea y no es aconsejable, ya que puede derivar en más problemas de salud.

 

Laxantes

Los laxantes o ablandadores de heces solo deben ser recetados por el veterinario. Nunca le des a un perro laxantes humanos, serán demasiado fuertes para ellos y correrán el riesgo de crear complicaciones.

El estreñimiento en perros puede prevenirse, así que asegúrate de que tu perro tome mucha agua, haga ejercicio regularmente y que su dieta tenga un nivel equilibrado de fibra.

 

Clínica Veterinarium trabajamos por el bienestar de tu mascota.

 

Fuente editada ( Puri-latam)

 

Si tu gato deja de comer : lipidosis hepática

Si el comportamiento  o costumbres de tu gato ( comer la misma cantidad, o dejar de comer o beber, etc ) de tu gatito cambia de repente, es importante prestarle una atención especial. Lo primero que tienes que hacer es llevarlo al veterinario.

Para ayudar al profesional  a realizar un mejor diagnóstico, piensa en qué factores pueden haber influido también:cambios en casa ( moviliario, personas que conviven, visitas, etc) , cambios en su entorno ( comedero, arenero,ect)…

Actúa rápido si tu gato deja de comer

Recuerda: dejar de comer es peligroso para los gatos. Puede causar problemas serios en el hígado ( lipidosis hepática)

La lipidosis hepática puede aparecer sin importar si el felino es hembra o macho y, aunque suele suceder en felinos mayores de cinco años, se puede dar en un gato de cualquier edad. Este problema sucede cuando el gato deja de comer, o come muy poco, y empieza a perder peso. Cuando esto sucede, el cuerpo envía las grasas que consigue al hígado para que este las procese, pero a medida que el gato pierde peso, el hígado recibe más y más grasas hasta que le es imposible sintetizarlas todas lo que produce que el hígado se colapse debido a la acumulación de tantas grasas. Por culpa de este problema del hígado, que acaba produciendo insuficiencia en hepática, se podrá observar que el gato está bajo de energías y cada vez perderá más el apetito.

Por ello, si tu gato no toca la comida, asegúrate siempre de llevarlo al veterinario cualquiera que sea la causa.

Síndrome de cushing en perros

¿Qué es el síndrome de cushing en perros?

El síndrome de cushing, llamado también hiperadrenocorticismo, se trata de una enfermedad endocrina (hormonal) que se da cuando el cuerpo produce altos niveles de la hormona cortisol de forma crónica. El cortisol se produce en las glándulas adrenales, situadas cerca de los riñones.

Un nivel adecuado de cortisol nos ayuda a que nuestro cuerpo responda de forma normal al estrés, permite equilibrar el peso corporal, tener una buena estructura de los tejidos y de la piel, etc. En cambio, cuando el cuerpo sufre un aumento de cortisol y hay una sobreproducción de esta hormona, se debilita el sistema inmunológico y el cuerpo pasa a estar expuesto a posibles infecciones y enfermedades, como por ejemplo una diabetes mellitus. Esta hormona en exceso también puede dañar mucho distintos órganos, reduciendo de forma importante la vitalidad y la calidad de vida del animal que padece este síndrome.

Además, los síntomas son fácilmente confundibles con los que provoca el envejecimiento normal. Por ello, muchos perros no son diagnosticados de síndrome de cushing puesto que los síntomas pasan desapercibidos para algunos propietarios de canes viejos. Es vital detectar cuanto antes el cuadro de síntomas, realizar todas las pruebas posibles hasta diagnosticar el origen del síndrome de cushing y tratarlo cuanto antes.

Causas del hiperadrenocorticismo en perros

Existe más de un origen o causa del síndrome de cushing en perros. Concretamente, hay tres posibles causas que pueden estar provocando la sobreproducción de cortisol:

  • Mal funcionamiento de la glándula hipófisis o pituitaria.
  • Mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales o adrenales.
  • Origen iatrogénico, que se da de forma secundaria a un tratamiento con glucocorticoides, corticoesteroides y medicamentos con progesterona y derivados para tratar ciertas enfermedades en los canes.

 

Es de vital importancia que se detecte la causa del síndrome de cushing lo más rápido posible. Evidentemente, debe hacerlo un veterinario experto realizando diversas pruebas y recetándonos el tratamiento más adecuado, el cual dependerá completamente de la causa u origen del síndrome.

 

Síntomas del síndrome de cushing en perros

 

Como ya hemos comentado antes, muchos de los síntomas fácilmente visibles pueden ser confundidos con los síntomas típicos de la vejez en un perro y, por esto mismo, muchas personas no se dan cuenta de que las señales y los síntomas que su fiel amigo presenta son debido a una anormalidad en la producción de cortisol. Como la enfermedad se suele desarrollar despacio, los síntomas del cushing en perros irán apareciendo poco a poco, pueden tardar meses, incluso años, en ir apareciendo todos. Hay que tener presente que no todos los perros responden igual ante un aumento de cortisol, por lo que es muy posible que no todos los perros presenten todos los síntomas.

Aunque existen más, los síntomas más frecuentes del síndrome de cushing son los siguientes:

  • Aumento de sed y de micción.
  • Aumento del apetito.
  • Problemas y enfermedades de la piel .
  • Alopecia.
  • Hiperpigmentación de la piel.
  • Mala calidad del pelo.
  • Jadeos frecuentes.
  • Debilidad y atrofia muscular.
  • Letargia.
  • Obesidad localizada en el abdomen (barriga hinchada).
  • Aumento del tamaño del hígado.
  • Infecciones de la piel recurrentes.
  • En un caso avanzado de origen en la hipófisis, se darán cambios neurológicos.
  • Alteraciones en el ciclo reproductivo de las hembras.
  • Atrofia testicular en los machos.

A veces, la forma más directa de darse cuenta de que se trata de síndrome de cushing no es mediante sus síntomas, sino cuando el veterinario detecta una enfermedad secundaria producida por este. Por ejemplo, la diabetes mellitus,hipotiroidismo secundario, alteraciones nerviosas y del comportamiento, entre otras posibilidades.

Fuente : editado Experto animal

 

Ante cualquier anomalía visita a tu veterinario.

Pide tu cita