Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Mitos falsos sobre la esterilización de los perros

Aunque la esterilización de las mascotas es una práctica rutinaria y  recomendada por los veterinarios, aún son muchos los tabús y falsos mitos que la rodean.

A continuación os dejamos con algunas falsas creencias en torno a la castración de los perros y te explicamos el motivo.

  1. “Necesita criar al menos una vez en su vida “

Las mascotas no tienen ninguna necesidad física de criar y tampoco se van a encontrar mal psicológicamente por no hacerlo. Esta necesidad es un sentimiento humano. De hecho, las hembras sólo cuidan a sus cachorros durante un tiempo y después se separan de ellos.

  1. “Es necesario esperar a que pase el primer celo”

Lo cierto es que esta afirmación no tiene ninguna base científica y no es necesario esperar al primer celo de la perra. Incluso se recomienda esterilizar antes de su primer celo, ya que se reduce en un alto porcentaje el riesgo de que padezca cáncer de mama e infecciones de útero. Actualmente se esterilizan cachorros a partir de 6 meses de edad.

  1. “Se acaba con el deseo sexual

Ésta es una idea errónea, ya que los animales no viven la sexualidad como los humanos. Los perros macho, al igual que los gatos, solo sienten deseo sexual ante la presencia de una hembra en celo. Tras la esterilización, simplemente los machos dejarán de responder ante ese estímulo. En el caso de las hembras esterilizadas, no atraerán a los perros.

  1. “Cambiará su comportamiento”

No cambia el comportamiento, sino las conductas relacionadas con las hormonas sexuales a menudo problemáticas, como el marcaje, la territorialidad o los embarazos psicológicos, por lo que será un cambio positivo.

  1. “Va a engordar “

Es cierto que la esterilización puede cambiar el metabolismo y abrir el apetito. Sin embargo, el motivo principal de que el perro engorde es no hacer suficiente ejercicio y proporcionarle una comida no adecuada o exceso de cantidad.  Existen en el mercado alimentos destinados a perros/as esterilizados. Además, los perros con la edad se vuelven más sedentarios. Para evitar la obesidad es importante asegurarse de que hacen ejercicio y llevan una dieta correcta, midiendo la cantidad de comida que se les da cada día.

  1. “Se sentirá inferior”

Este sentimiento de inferioridad es exclusivo de los humanos y no se puede extender a los perros. Éstos nunca se sentirán inferiores por el hecho de estar esterilizados.

  1. “Si se esteriliza joven, dejará de crecer”

Esta afirmación es falsa, el perro seguirá su desarrollo y crecimiento de forma normal.

  1. “La esterilización es dolorosa”

La operación de esterilización es muy habitual y segura, la realiza un veterinario con anestesia en un lugar habilitado para esta tarea. Es probable que durante la recuperación posterior sientan molestias, por lo que se les administran medicamentos para el dolor y para evitar infecciones. En unos días se recuperarán por completo y volverán a su actividad normal.

  1. “Sólo es necesario esterilizar a la hembra”

La esterilización es beneficiosa tanto para machos como para hembras

La esterilización es una cuestión de ética y concienciación que mejorará la salud (evitando, por ejemplo, enfermedades como la piómetra en perros y trastornos como los embarazos psicológicos) y la calidad de vida de nuestros perros y gatos, además de evitar las camadas indeseadas y los abandonos. No dudes en consultar con tu veterinario cualquier duda sobre este tema.

Infórmate sobre nuestra campaña de esterilización.

 

bibliogracia: hogar ( modificado)

 

 

Castración en gatos

¿Estás dudando si castrar o no a tu gato o gata? A continuación, te dejamos una información que puede servirte de ayuda

¿Qué significa castrar a un gato?

La castración  en el gato macho consiste en eliminar los testículos. A esto se le denomina orquidectomía en medicina veterinaria. Por su parte, la castración en la gata hembra supone la extirpación de los ovarios (ovariectomía) o bien de los ovarios y el útero. En este último caso se habla de ovariohisterectomía. La castración influye directamente sobre las denominadas hormonas esteroides gonadales y elimina la principal fuente de testosterona en los gatos machos, y de estrógenos y progesterona en las gatas hembras. De esta manera, el felino pasa a ser incapaz de reproducirse. En este sentido, esterilizar a un gato es el método más eficaz para controlar que no tenga gatitos indeseados. Por tanto, castrar a un gato evita embarazos no deseados, pero también tiene consecuencias sobre el comportamiento del felino porque impide la aparición de conductas desagradables asociadas a la actividad sexual. Además, la castración minimiza el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Es una intervención rutinaria, pero necesita anestesia general. El gato que va a ser castrado tiene que mantenerse en ayunas desde la noche anterior a la operación para minimizar el riesgo de complicaciones durante la intervención. Habitualmente, tras castrarlo vuelve a casa el mismo día .

En gatas hembras los puntos se retirarán en un plazo de 8 o 10 días, si necesitan ser retirados. Si la sutura es intradérmica (por debajo de la piel), no requerirán ser quitados sino que resultarán absorbidos por el propio organismo del gato. En gatos machos no se necesita puntos.

Esterilizar a un gato repercute sobre aquellos comportamientos relacionados con el patrón.

Castrar a un gato puede servir para:

  • Controlar el instinto del gato de escapar de casa y vagabundear en busca de alguna hembra en celo.
  • Reducir la agresividad hacia otros gatos machos y evitar peleas.
  • Reducir el marcaje con orina que el gato hace de su territorio: el gato puede dejar de orinar dentro de casa.

En cuanto a los efectos de la castración sobre la salud del gato, es cierto que la esterilización puede favorecer que el gato engorde, sin embargo este problema es muy fácil de controlar si se le proporciona al gato el juego y ejercicio necesario y se lo alimenta con un pienso especial para gatos esterilizados.

¿Cuál es la mejor edad para castrar a un gato?

Un gato o gata pueden esterilizarse a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se haga apartir  los 6 meses de edad, cuando el gato entra en la adolescencia.

Infórmate sobre nuestra campaña de castración ( 25% de descuento) 

¿Los gatos machos tienen celo?

 ¿Qué es el celo?

El celo es el periodo fértil del ciclo sexual de la gata. Durante el celo, la gata acepta mantener relaciones sexuales con el macho con la posibilidad de quedarse preñada.

El gato macho no experimenta un periodo de celo como sí ocurre con las hembras. No obstante, es receptivo a las señales que emite la hembra y puede reaccionar a su celo.

Si el macho está saludable y presenta un comportamiento estable, será capaz de aparearse con una hembra en celo en cualquier momento. Siempre y cuando los estímulos de la hembra sean suficientes como para activar los mecanismos sexuales del macho.

En caso afirmativo, el gato macho responderá a la hembra a través de potentes maullidos y tratará de escaparse de casa para acudir a su encuentro, con los peligros que ello conlleva. También es habitual que el gato se orine fuera de su lugar habitual y que su instinto territorial se acentúe, de tal manera que ante la presencia de otros machos se puede producir una pelea.

Beneficios de la castración

Castrar  a tu gato  macho puede ayudar a combatir las conductas negativas asociadas a la madurez sexual: como el marcado de territorio, el montado y las escapadas. También puede reducir algunos tipos de agresividad. La castración  , también, tiene sus beneficios en cuanto a su salud.

Ahora ya lo sabes: los gatos macho no entran en celo. Aunque no por ello su madurez sexual es menos difícil para ellos o para sus dueños.

Bibliografia Msd

Pros y contras de la castración en perros

¿Debo castrar a mi perro/a?

La castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro?

Pros y contras de castrar a un perro/a:

✅  A favor

  • Es una prevención del embarazo segura y permanente. La desaparición de los síntomas del celo, como el sangrado o los embarazos psicológicos (en las hembras)
  • La protección de enfermedades específicas como cáncer de mama, cáncer de testículos y problemas de próstata.
  • La reducción de los comportamientos agresivos relacionados con el deseo sexual, como agresiones a otros machos o a hembras en celo.

⛔ En contra

  • La tendencia al  sobrepeso y a la obesidad (frecuente en las razas de perro retriever, cocker y beagle)
  • La propia que conlleva una cirugía.

 

¿Cómo transcurre la operación de castrar a un perro?

Para los veterinarios, la castración es un procedimiento rutinario, pero ¿sabes cuáles son los pasos de esta operación?

  • Una vez completados todos los exámenes preliminares, el veterinario concertará una fecha para la operación.
  • Al igual que las personas, los perros han de estar en ayunas para la anestesia general.
  • Lo primero que se hace es comprobar que el perro está en buen estado para ser anestesiado.

Cambios después de castrar a un perro.

  • El celo, el flujo de sangre y los embarazos psicológicos en las hembras,dejan de ser un problema.
  • El aumento del apetito y la reducción del ejercicio en muchos perros castrados hacen que lleguen al sobrepeso para ello habrá que hacer un cambio adecuado a la nueva situación.

Meses de noviembre y diciembre contamos con la CAMPAÑA DE CASTRACIÓN EN PERROS  ( 25% descuento)

https://clinicaveterinarium.es/castracion-y-esterilizacion-de-perros/