Urgencias 24h.
649 479 855
Facebook
Twitter
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

La oruga procesionaria, un peligro para animales y personas

La procesionaria, Thaumetopoea pityocampa, es una oruga que pertenece al grupo de los lepidópteros, se encuentra en parques, zonas rurales y bosques donde hay pinares.

Cómo saber si a mi perro le ha picado una procesionaria

En los humanos, el contacto con los pelos urticantes suele provocar síntomas similares a picaduras de insectos. La intensidad de la reacción depende de la cantidad de estos pelos que rozan la piel. Los efectos en los perros son parecidos a los que se dan en las personas. Si tu mascota entra en contacto con los pelos de una procesionaria hay que acudir de inmediato al veterinario, pues ¡supone un peligro de muerte! A tu peludo le puede dar un shock alérgico.

Síntomas de la picadura de la oruga procesionaria

  • Las reacciones suelen aparecer en zonas desprotegidas, es decir, que no están cubiertas por el pelaje. La cabeza suele ser el área más afectada. Se puede crear una inflamación en el hocico que puede extenderse por toda la zona
  • Si ha tragado alguno de estos pelos urticantes pueden aparecer problemas digestivos como vómitos
  • La inhalación de los pelos puede causar reacciones alérgicas en las vías respiratorias
  • Al entrar en contacto con los ojos puede desarrollar conjuntivitis
  • Otros síntomas que pueden aparecer son fiebre, fatiga o daños de la mucosa

 

¿Qué hago si a mi perro le pica una procesionaria­?

Un perro o gato puede entrar en contacto con los peligrosos pelos urticantes al olfatear el suelo y toparse o bien con una oruga o con un nido abandonado. En ambos casos es de vital importancia acudir al veterinario lo antes posible, pues se pueden dar reacciones muy graves (como por ejemplo asfixia por hinchazón de las vías respiratorias).

Prevención del contacto con procesionaria en perros

Para evitar el contacto con una procesionaria del pino es recomendable mantenerse alejado de las zonas donde puedan encontrarse o procurar ir con el máximo cuidado.

 

Importancia del juego en perros

El sendentarismo que padece nuestra sociedad en este momento por desgracia afecta a nuestros animales de compañía. De igual manera que para humanos no realizar ejercicio es insano en animales pasa lo mismo, para ello se determina  como punto de partida de la mayoría de problemas emocionales que a menudo desembocan en problemas de salud física. Cada vez se habla más de animales con ansiedad, obesidad, diabetes….

Estos problemas de comportamiento provocan el abandono de muchos perros por parte de sus propietarios, a pesar de que estos comportamientos se pueden prevenir.

La mayoría de los perros necesitan de 30 a 60 minutos de ejercicio físico al día. Algunas reglas generales:

Las razas activas necesitan un mínimo de 30 minutos de duro ejercicio aeróbico la mayoría de los días, preferiblemente todos los días.

–Las razas pequeñas necesitan mucho más ejercicio de lo que se suele creer.

– Un buen ejercicio utiliza los músculos mentales y físicos. Explorando un sendero nuevo, por ejemplo, involucras la mente de tu perro, así como su cuerpo. Dejar que vaya olfateando.

Para que el ejercicio físico de tu perro sea divertido, no te olvides de que su ejercicio sea variado: cambia de juguetes, salid a pasear por sitios distintos, realiza ejercicios nuevos con él…

 

 

Demencia senil en perros

Demencia senil en perros

La demencia senil es un trastorno que afecta  a perros de edad avanzada. La demencia senil es una disfunción cognitiva, lo que puede traducirse del siguiente modo: el perro empieza a perder su capacidad de razonar.

Síntomas de la demencia senil en perros

  • El perro se desorienta, se pierde en lugares que le son familiares, no puede sortear obstáculos y camina hacia el lado erróneo de la puerta (intenta salir por la bisagra).
  • Disminuye su respuesta a distintos estímulos, pérdida de interés,etc.
  • Mirada perdida y camina sin ningún objetivo concreto.
  • Se muestra inquieto y agitado, duerme durante el día y deambula durante la noche.
  • Tarda en responder o no responde a órdenes, tarda en reconocer a familiares.
  • Cambios en el apetito.
  • Empieza a realizar sus necesidades dentro de la casa.

 

Tratamiento de la demencia senil en perros

La atención veterinaria es imprescindible, el facultativo realizará una exploración conductual y física completa que permitirá verificar el diagnóstico de demencia senil o síndrome de disfunción cognitiva.

La demencia senil no tiene cura, pero es posible paliar su sintomatología para mejorar la calidad de vida del perro anciano.

¿Por qué tirita mi perro?

Es una cuestión que preocupa a  muchos propietarios de perros .

Tenemos que tener en cuenta que cuando un  perro tiembla se puede deber a un estimulo externo, al igual que sucede con los humanos, o bien como síntoma de una enfermedad, por sensación de dolor , incluso por una intoxicación, etc.

Si tu amigo tiembla sin motivo aparente -frio, fiebre, miedo- debes saber que hay razas más propensas a ello, como por ejemplo, el doberman, chihuahua, yorkshire, chow chow, bulldog, dálmata,etc.

Puede que tu compañero tiemble:

–          Mientras duerme, esto no debería preocuparnos pues al igual que nosotros pueden tener reacciones involuntarias mientras que sueñan.

–         Son las bajas temperaturas es normal que perciban el frio, por lo que tu perro puede temblar para mantener sus músculos calientes.

–         Puede que también tiemble tu perro tiene una temperatura corporal superior de 39º, pues estaríamos hablando de fiebre.

–         Podemos encontrarnos con temblores es ciertas zonas como las patas o las caderas. Puede que sean motivo de alguna enfermedad inflamatoria o problemas articulares

–          También por el uso de determinados medicamentos para ello lee los efectos secundarios.

–          Por intoxicación o envenenamiento. Estos suelen ir acompañados de vómitos.

Ahora que ya conoces algunos de los motivos por los que tu perro puede temblar, ¡recuerda cuál puede ser su causa y cómo solucionarlo! Y ante la mínima duda, no olvides acudir a tu veterinario de confianza.