Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Piometra Canina - Veterinarium

Piometra canina

La piometra canina o infección de útero, es una patología muy frecuente en hembras que no han sido esterilizadas.

La piometra consiste en una acumulación anómala de fluidos (sangre, pus, líquido seroso...)  en el interior de los cuernos uterinos, generalmente debido a un desarreglo hormonal.

Tenemos dos tipos de piometra:

1.- Abierta: en la que el cuello del útero permanece abierto y todos los fluidos que se generan van siendo expulsados hacia el exterior por la vulva.

Abierta

2.- Cerrada: en la que el cuello del útero permanece cerrado, acumulándose así los fluidos en el interior de los cuernos uterinos. Este tipo es más grave ya que al ir acumulando líquido, se puede llegar a producir una rotura del útero, generando entonces una peritonitis.

Cerrada

Los síntomas que vamos a ver en nuestras perras son los siguientes:

  • Descarga de líquido y/o sangre por la vulva (en piometras abiertas): suele ocurrir a los 2 meses de haber tenido el celo, y a veces se confunde con el mismo celo.
  • Decaimiento.
  • Fiebre.
  • Anorexia (dejan de comer).
  • Bebe más agua (Polidipsia) y orina más (Poliuria).
  • Palidez de mucosas.
  • Jadeo.
  • Shock (en el caso de que no se trate a tiempo, la infección puede pasar a sangre y producirse una septicemia, que puede llegar a desencadenar la muerte del animal).

Existen dos tratamientos para la piometra canina:

1.-Médico: se trata de un tratamiento hormonal para intentar abrir el cuello del útero y que drene todo el contenido. NO ES EFECTIVO AL 100% y es un tratamiento caro. Casi siempre se vuelve a reproducir la piometra, por eso siempre recomendamos el tratamiento quirúrgico.

2.- Quirúrgico: se trata de realizar una ovariohisterectomía , es decir, retirar el útero y los ovarios. Según el estado en el que ingrese la perra a cirugía, requerirá hospitalización posterior o no, para tratar las posibles complicaciones derivadas de la enfermedad (fallo renal, septicemia, anemia...).

El mejor tratamiento de la piometra canina, es la prevención, mediante la esterilización de las perras mientras están sanas y sin patología. La recuperación de la cirugía dura menos de una semana y no padecerán en un futuro esta patología y además conseguimos:

  • Evitar apareamientos y camadas indeseadas.
  • Bajamos la incidencia de tumores mamarios (en hembras adultas que ya han pasado algún celo) o incluso evitamos dichos tumores (si la perrita es esterilizada de manera temprana antes del año de edad).
  • Evitamos pseudogestaciones (embarazos psicológicos).

Por ello, durante los meses de Noviembre y Diciembre tenemos nuestra Campaña de Esterilización y Castración Canina, en la que os podréis beneficiar de un 25% de Descuento.

https://clinicaveterinarium.es/wp-content/uploads/2017/04/ESTERILIZACION_PERROS.pdf

Deja un comentario

*
*