Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Parásitos externos: Garrapatas - Veterinarium

Garrapatas. Qué son y cómo prevenirlas.

Las garrapatas en los perros despiertan y se activan más que todo en verano, con la subida de las temperaturas. En el siguiente artículo te orientaremos sobre qué son las garrapatas, cómo se contagian, cómo es el ciclo de vida, cuatro pasos para alejar, evitar y eliminar las garrapatas, y además, los mejores remedios caseros para eliminarlas.
1. ¿Qué son las garrapatas?
Las garrapatas son parásitos externos de diferentes especies de animales, los cuales se clasifican como ácaros, cercanos parientes de las arañas.
Las garrapatas forman uno de los grupos de parásitos externos más importantes que existen, no sólo por los daños directos que causan a los animales de compañía, al ganado y a las especies silvestres, sino también por la enorme cantidad que pueden llegar a transmitir.
Estas terribles garrapatas tienen características biológicas insólitas lo cual colaboran a su gran éxito reproductivo y su potencial como vector o transmisor de enfermedades infecciosas. Una de las más distinguidas es su extraordinaria supervivencia. Esta particularidad no sólo perpetúa en el ambiente a las garrapatas sino que, además, también prolonga la longevidad en el medio de los patógenos que ellas transportan, dificultando de tal manera el control de dichas enfermedades.
Otra de las características se encuentra relacionada con la probabilidad de acumular reservas en su aparato digestivo. En efecto, tienen la pertenencia de poder almacenar en su organismo, sin digerir, parte de la sangre que absorben de las mascotas para consumir progresivamente este alimento durante varios meses o inclusive años.
En todo el mundo existen aproximadamente unas 800 especies de garrapatas lo cual se dividen en dos grandes grupos: las duras y las blandas, según la dureza de la cubierta o membrana que reviste su cuerpo, aunque las más importantes para los perros y el ser humano son las duras. Todas ellas se alimentan de la sangre del animal que está parasitado, es decir, son hematófagas. En España y toda Europa, aunque existen varias especies de garrapatas, las más habituales son tres: Rhipicephalus sanguineus, Dermacentor Reticulatus e Ixodes ricinus.
Para poder alimentarse, cuentan con su especial aparato bucal lo cual les permite perforar la piel de los hospedados, pegarse fuertemente a ella y succionar toda la sangre que pueda. Debido a este mecanismo de fijación, si una garrapata es arrancada del perro de manera incorrecta, el aparato bucal seguirá estando enterrado en la piel.

2. ¿Cuál es la forma de contagio?
Una garrapata suele contagiar a un perro cuando éste entra en contacto con un ambiente que se encuentre infestado por estos terribles parásitos. Las garrapatas se suben al perro para así poder alimentarse. Según la especie de la garrapata, existen ciertas diferencias en cuanto a la relación que mantienen con su hospedador durante su ciclo biológico.
En el caso de la garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus), el parásito se sube a 3 huéspedes diferentes (perros generalmente) a lo largo de su ciclo de vida (en algunos casos se puede tratar del mismo animal).
3. ¿Cómo es el ciclo de vida de las garrapatas?
El mayor riesgo de infestación de los perros es en primavera y verano, pero es necesario resaltar que las garrapatas pueden estar presentes durante todo el año.
La duración del ciclo de vida de las garrapatas se encuentra influida por la inteligencia que tienen estos parásitos de reducir sus funciones vitales y “quedar en espera”, si las condiciones ambientales no son favorables.
Todas las garrapatas existentes atraviesan por 4 fases de maduración durante su ciclo biológico: huevo, larva, ninfa y adulto. Según sea su especie, este ciclo puede desarrollarse totalmente sobre un mismo hospedador o está el caso en que puede tener dos o tres hospedadores distintos (lo más habitual en las especies que se encuentran presentes en España y Europa).
Una vez que los huevos se manifiestan en el ambiente, nacen las larvas lo cual buscan de inmediato subirse a su primer hospedador, un perro, un gato, un roedor o inclusive a una persona, simplemente para alimentarse de su sangre. Posterior a haberse alimentado, la larva se baja del huésped y se muda para convertirse en ninfa que también empieza a buscar un proveedor de alimento para subirse a él. De la misma manera, una vez alimentada, la ninfa se deja caer del animal parasitado para transformarse, en el suelo, en adulto. La forma ya adulta vuelve a subirse a su tercer hospedador, donde se alimentará nuevamente.
En tan sólo 5 a 7 días, una garrapata adulta hembra puede llegar a crecer hasta 4 veces de tamaño y aumentar más de 100 veces su peso. Todo esto a expensas de la sangre de la mascota parasitada. Además de alimentarse encima del animal, las formas adultas también suele aparearse allí. Finalmente, se baja la hembra del hospedador para así poner los huevos, retomando un nuevo ciclo.
Cabe destacar, que, cada garrapata hembra puede llevar a poner entre 3 y 4 mil huevos, para lo cual siempre se baja del hospedador y escoge preferiblemente las áreas de vegetación o jardines.
En condiciones convenientes, el ciclo biológico de la garrapata se desarrolla en apenas unos dos meses, pero puede llegar a extenderse hasta más de 900 días si el ambiente no resulta complaciente para la vida del parásito.
Aunque es menos habitual que en los perros, las garrapatas también suelen encontrarse en los gatos, en otros animales con pelo e inclusive en los seres humanos.
Las garrapatas se adaptan tanto a las temperaturas cálidas como a las frías (inclusive más que las pulgas). Sin embargo, las estaciones del año con promedios de temperatura mucho más elevados, como lo son la primavera y el verano, resultan ser las épocas donde aumentan considerablemente los casos de esta parasitosis en los animales de compañía, y por tal motivo, desde el comienzo de la primavera hasta el otoño deben intensificarse los programas de prevención y control.
4. ¿En qué parte del cuerpo se encuentran las garrapatas?
Estos terribles parásitos se localizan por lo general en las zonas del cuerpo de los perros donde su piel es más fina y presenta una irrigación sanguínea: en las orejas, alrededor de los ojos, entre los dedos de las extremidades (espacio interdigital), en el cuello, en la nunca y entre otros lugares. Sin embargo, cuando la infestación es muy severa, el parásito suele distribuirse por todo el cuerpo del perro. En los gatos, las garrapatas suele ubicarse con gran frecuencia en el cuello y en la cara.
5. ¿Cómo alejar, evitar y eliminar las garrapatas?
.
• Productos para prevenir las garrapatas en los perros:
Los productos de desparasitación externa proporcionan la distancia a las garrapatas y protegen al perro. Los procedimientos de lucha contra las garrapatas en perros son numerosos: desde los clásicos collares y pipetas de aplicación subcutánea hasta los aerosoles, lo cual se pulverizan sobre nuestro querido amigo perruno, con acción inmediata.
También existen otros productos, como lo son los champús y otras lociones antiparasitarias para perros, lo cual pueden formar parte de la rutina frecuente del baño del animal.
Los cachorros, sin embargo, pueden ser todavía demasiado sensibles para poder soportar la acción de estos ungüentos. Varios de los antiparasitarios no pueden ser usados en cachorros de menos de tres meses de edad. Se recomienda acudir a un veterinario para que sea el quien le aconseje cuál es el mejor y qué hacer en cada caso.
• Eliminar las garrapatas en perros:
Las garrapatas esperan entre matorrales e hiervas el paso del perro. Por ello, las precauciones para distanciar a estos horribles parásitos del perro no siempre son suficientes. No es extraño que un animal, sobre todo si tiene el pelo largo, vuelva con algunos de estos parásitos a casa después de los paseos.
Una vez que se encuentra adherida a la piel, ¿qué es lo que tengo que hacer para eliminar la garrapata de mi perro? La clave está en no aventurarse si no se encuentra completamente seguro de saber cómo extraer la garrapata del pelo. El insecto se une con fuerza a la piel del perro por lo que parte de su cuerpo puede quedar dentro, con la siguiente infección para el animal. En tales casos, lo mejor es acudir al veterinario.
Si la garrapata aún no se ha unido a la piel del perro, es muy posible atraparla con unas pinzas del pelo o con un trozo de papel higiénico, siempre por las patas.

Es sumamente importante eliminar las garrapatas de tu perro debido a que son insectos portadores de enfermedades como la de Lyme,  entre otras, lo cual es una enfermedad muy común en los perros que puede causar dolencias como:
• Articulaciones inflamadas.
• Cambios en la piel de tu perro.
• Aparición de malestar y fiebre en el can.
• Dolores musculares.
Como lo hemos mencionado anteriormente, las garrapatas suelen vivir en las zonas de hiervas altas o matorrales, por lo tanto, si has sacado a pasear a tu perro por parques o bosques con este tipo de vegetación, examina completamente su cuerpo al regresar a casa debido a que es muy probable que haya sido contagiado de garrapatas.
Para mantener a tu perro completamente protegido de las garrapatas, es aconsejable que le compres un buen collar que sea repelente a este tipo de parásitos así como proporcionarle la pipeta que se la debe administrar su veterinario de confianza.

Fuente: este post proviene de Mascotafiel

Deja un comentario

*
*