Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

El galgo español, elegancia y rapidez por excelencia - Veterinarium

Rinotraqueítis canina o tos de la perrera

La rinotraqueítis infecciosa canina o más comúnmente llamada tos de las perreras es una enfermedad muy contagiosa del sistema respiratorio superior, que puede afectar a perros de diferentes edades, en forma individual, o más seriamente a poblaciones donde conviven muchos animales.

La transmisión se produce por contacto directo o por vía aérea, de ahí que sea un problema en lugares en los que se concentran muchos perros.

¿Qué es la rinotraqueítis canina?

Está causada casi siempre por una bacteria llamada Bordetella bronchiseptica (Bb), la cual tiene gran avidez por el epitelio respiratorio. A su vez, puede estar iniciada o complicada por los virus de la parainfluenza (PIC) y adenovirus tipo 2 (AVC-2), entre otros. Un agente no tan tenido en cuenta y no por ello menos importante es el Mycoplasma sp. (cynos) que suele empeorar el cuadro inicial y mantenerse durante mucho tiempo.

Estos agentes dan lugar a infecciones que solo afectan al sistema respiratorio, produciendo lesiones tipo inflamatorio a nivel de los bronquiolos, las cuales pueden presentar sobreinfección bacteriana.

Lo más común es que se autolimite en pocos días sin necesidad de instaurar un tratamiento médico específico, aunque en determinadas circunstancias los perros pueden requerir de un tratamiento más intenso para poder recuperarse.

Síntomas de la rinotraqueítis canina
El síntoma común es la presencia de una tos seca y paroxística característica con una moderada expectoración al final de la misma, que puede ser confundida con un vómito o presencia de cuerpo extraño. Se produce por la inflamación de las cuerdas vocales. Al manipular la tráquea, por el reflejo tusígeno, es posible desencadenar la tos.

Pronóstico de la rinotraqueítis canina
Puesto que se trata de una enfermedad autolimitada en la mayoría de casos tiene un pronóstico excelente.

Cabe tener una especial precaución en cachorros de menos de 6 meses, en los cuales es más severa debido a la inmadurez de su sistema inmune, pudiendo incluso comprometer su vida.

Tratamiento de la rinotraqueítis canina
Como ya hemos dicho, en la mayoría de ocasiones no requiere un tratamiento médico específico. En caso de que se hayan producido complicaciones por sobreinfección bacteriana se puede utilizar antibioterapia empírica de amplio espectro (para ampliar información sobre el tratamiento antibiótico de amplio espectro haz clic aquí).

La mejor prevención para un animal sano, sobre todo si es cachorro, es no exponerlo a otros animales. Si esto no es posible, la vacunación específica es la siguiente mejor opción. Las vacunas con cepas de virus parainfluenza y adenovirus previenen contra el desarrollo de la traqueobronquitis canina. Sin embargo, la vacuna contra la bacteria Bordetella bronchiseptica es más efectiva. Haber sufrido la infección conlleva inmunidad duradera.

Si se trata de poblaciones, el mantenimiento de estrictas reglas de higiene, buena alimentación y por último la vacunación específica, son los pilares en los que deberíamos basar nuestra estrategia, para combatir esta enfermedad.

Fuente:https://www.affinity-petcare.com/

Deja un comentario

*
*