Veterinarium: Teléfono fijo 91 881 39 95 / WhatsApp 649 47 98 55

Veterinarium II: Teléfono fijo 91 280 64 19 / WhatsApp 673 61 37 18

Facebook
Instagram
Correo
Veterinarium
BLOG

Llega el verano y los parásitos externos - Veterinarium

Llega el verano y los parásitos externos

Viene la época de calor y con ella los pantalones cortos, los paseos más largos, el gazpacho, las ensaladas y... los parásitos externos: GARRAPATAS, PULGAS Y MOSQUITOS!

Sí, todos esos bichos que tanto nos disgustan a la vista, pero que realmente pueden hacer mucho daño.

Es muy importante proteger a nuestras mascotas para evitar que traigan de los paseos alguno de estos parásitos que pueden llegar a invadirnos la casa o bien traernos enfermedades graves a nuestra mascota o a nosotros.

Os queremos explicar qué enfermedades nos puede transmitir cada uno de estos bichos tan incómodos de ver.

1.- GARRAPATAS: son las más conocidas y frecuentes. Cuando son pequeñas y aún no se han alimentado tienen aspecto parecido a un “pipo de sandía”, pero cuando han chupado sangre, su color torna a gris y pueden llegar a parecer “bolitas” de hasta 1 cm de diámetro. Se mantienen fijas en la piel de la mascota una vez que empiezan a alimentarse.

Las enfermedades que pueden llegar a transmitir son graves, y si no se detectan a tiempo, las consecuencias pueden derivar en la muerte del animal. Hablamos de Babesiosis, Rickettsiosis, Anaplasmosis, Erlichiosis, Borreliosis (enfermedad de Lyme).

Los síntomas que producen suelen aparecer o bien tras un periodo de incubación de 15 días o en algún caso puede producirse una forma aguda de la enfermedad y aparecer síntomas antes de una semana postpicadura. Estos síntomas son, entre otros: fiebre alta (40 grados o más), anemia, cojeras, petequias (pequeños hematomas en la piel), hemorragias, apatía, anorexia, sintomatología nerviosa…

Imagen comparativa del aspecto de una pulga y una garrapata

2.- PULGAS: estos pequeños parásitos tienen la capacidad de saltar (a diferencia de las garrapatas que se mantienen fijas a la piel del animal), por eso suelen ser los más molestos y los que más problemas dan en las casas, ya que rápidamente saltan a nuestras alfombras, donde anidan y se reproducen con rapidez. Son aplanados lateralmente y suelen estar en movimiento.

Las pulgas, al producir mucho picor, suelen ser ingeridas por los gatos o los perros (que suelen rascarse con la boca) y una vez ingeridos, pueden desarrollar tenias (lombrices planas) en el tracto digestivo de nuestras mascotas. A través de la picadura, pueden transmitir Mycoplasmosis, una enfermedad bacteriana que produce anemias marcadas, fiebre, anorexia y apatía.

En otros países pueden transmitir el tifus y la peste bubónica.

3.- MOSQUITOS: estos insectos (no todos, unas determinadas especies), son los responsables de la transmisión de la temida LEISHMANIOSIS. Pero, también pueden transmitir la FILARIA o GUSANO DEL CORAZÓN (un parásito), que es más típico de zonas de la Costa del Mediterráneo y las Islas Canarias.

Los síntomas que produce la Leishmaniosis son muy variados: desde adelgazamiento, diarrea, problemas cutáneos, sobrecrecimiento de las uñas, fallo renal, fallo hepático, alteraciones oculares, dolores articulares, abortos…

Los síntomas que produce la Filariosis, cuando se desarrollan gusanos adultos en el corazón, son decaimiento, intolerancia al ejercicio, síncopes, aparición de líquido libre abdominal e incluso la muerte.

Imagen del mosquito transmisor de la leishmaniosis canina

Por todo esto, es DE VITAL IMPORTANCIA PARA NUESTRAS MASCOTAS, protegerlos frente a estos parásitos, que no sólo causan molestias externas, sino que en algún caso, pueden comprometer la salud de nuestra mascota. Hay muchos métodos antiparasitarios externos: pipetas, collares, sprays, pastillas… Vuestro veterinario, que es el que conoce a vuestra mascota (sus alergias, sus sensibilidades...), es el que mejor os puede asesorar para aplicar el mejor y más adecuado.

No dudéis en consultarnos!!!!

Equipo Clínicas Veterinarium.

Deja un comentario

*
*